Utilización de residuos del olivo

El diputado nacional Raúl Paroli presentó un proyecto de resolución por el que solicita al Poder Ejecutivo Nacional la constitución de un Grupo de Examen Científico y Técnico que estudie la posible utilización de los residuos de la poda del olivo para fines energéticos y alimentarios.
El residuo sólido de la industria olivícola posee alto contenido en lignina, una sustancia que permite generar combustibles o fertilizantes orgánicos. Su uso puede ser adecuado para la industria alimentaria y cosmética.

Más adelante comenta que investigaciones de la Universidad de Jaén, España, han resultado en la puesta en funcionamiento de una planta de biorrefinería, es decir, aquella que produce bioetanal a través de la utilización de los residuos de la poda del olivo. Asimismo se procesarán y aplicarán esos residuos en la industria alimentaria.

El objetivo es pedir que se realicen los estudios necesarios para determinar la factibilidad y utilidad de una planta de este tipo en nuestro país. De esta manera se daría respuesta a los crecientes requerimientos energéticos nacionales, el aumento de la producción olivícola y la necesidad de lograr un mayor valor agregado en la producción nacional.

Paroli expresa que la iniciativa "busca estimular la investigación científica en la utilización de productos que actualmente se descartan, es decir se busca extender la cadena productiva sumando valor agregado", fundamenta.

Comentá la nota