Los utilitarios se suman al plan oficial de autos 0 km.

El secretario de Comercio delineará con concesionarias y terminales el plan para financiar camionetas anunciado por Cristina. Arranca también la renovación de taxis.
El Gobierno buscará a partir del lunes con las terminales automotrices y las concesionarias avanzar en el diseño del plan de adquisición de vehículos utilitarios, con el que se espera incentivar la producción nacional y la venta de automóviles, indicaron ayer fuentes del sector privado. Para eso, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, recibirá, desde las 17, a la cúpula directiva de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) para comenzar a despuntar el proyecto con el cual $ 650 millones de la ANSeS irían a financiar la adquisición de 40.000 vehículos para trabajo, es decir, a razón de $ 16.250 por rodado.

También se pondrá en contacto con las terminales y les pedirá ajustar sus márgenes de ganancia para bajar los precios de las camionetas.

Desde ese día, además, estará disponible en las concesionarias el plan oficial para renovar taxis, adelantó el presidente de Acara, Dante Álvarez. Ayer, el Gobierno anunció en todos los diarios qué modelos serán financiados por la ANSeS. El titular deberá abonar un anticipo del 50% del valor del auto al contando o en hasta 12 cuotas y financiar el resto en 24 cuotas con una tasa del 11 por ciento. Trascendió que las terminales efectuarán descuentos en los modelos del plan.

Pero el plan de utilitarios, que había anunciado la presidenta Cristina Fernández el 4 de diciembre último, había quedado pendiente de realización. Dos días después, la ministra de Producción, Débora Giorgi, daba detalles de cómo sería el plan “Mi primer 0 km” para fomentar la compra de automóviles, mientras que el secretario de Industria, Fernando Fraguío, confirmaba que iniciarían tratativas para incentivar la adquisición de estos vehículos y de motocicletas.

Si bien no trascendieron los modelos que formarían parte del plan, se estima que serán aquellos más económicos fabricados por cada terminal. La mayoría de los utilitarios, a diferencia de los automóviles chicos y más baratos, son de fabricación nacional.

Las concesionarias presionan para que los requisitos para acceder al utilitario financiado sean más flexibles, ya que se trata de vehículos comerciales. “No se puede poner un límite a quien tenga un auto, tendrían que entrar todos, porque es una inversión para trabajar”, justificaban desde dos concesionarias. A su vez, resta definir qué porcentaje del valor de la unidad será financiado. La tasa, se estima, será similar a la de los planes para adquirir el primer 0 km y para renovar taxis.

Mal momento

La industria automotriz y la venta de vehículos fueron dos de las actividades más castigadas a nivel local por la crisis global. Entre los rodados, los utilitarios fueron de los más afectados, ya que muchas empresas pospusieron la compra de este tipo de unidades.

La venta de vehículos comerciales livianos cayó en diciembre 44,65% respecto de noviembre, según datos de Acara. La variación interanual fue de -11,85%. En todo 2008, se patentaron 117.226 utilitarios livianos, o un 13,16% más que en 2007. Con los vehículos comerciales pesados pasó algo similar. La caída de ventas entre noviembre y diciembre fue del 32,81%, hasta los 890 vehículos. La variación interanual fue de -5,08%. Y llamativamente se vendieron en los últimos 12 meses un 0,48% menos de unidades que en 2007.

Comentá la nota