Los útiles se quedan en casa

Los maestros paran y marchan hoy en la Capital. En la provincia de Buenos Aires, la huelga continuará parcialmente mañana. El conflicto más fuerte está en Río Negro. La mayoría de los gremios reclama un aumento del 15,5 por ciento, acordado en el ámbito nacional
Más de la mitad de las provincias que tenían programado el inicio de clases para hoy no podrán concretarlo por conflictos salariales con los maestros. La Capital y las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, Salta, Catamarca, Chaco, Santiago del Estero, Neuquén, Chubut y Santa Cruz se ven afectadas por paros docentes, en reclamo de un aumento salarial. En Río Negro la situación es aún más grave, ya que las clases debían comenzar el 23 de febrero, pero los maestros mantienen desde entonces un paro por tiempo indeterminado. El conflicto docente formó parte de los discursos de la Presidenta y de varios mandatarios locales. De hecho, fue eje de un cruce entre Cristina Fernández y Mauricio Macri: la Presidenta aseguró que “no es sensato y justo que mucha dirigencia que sostiene que no puede pagar más” a los docentes “sea más benevolente con los que más tienen y no con los maestros”, en alusión a los productores rurales.

Los guardapolvos quedarán un día más colgados en el ropero en Capital Federal, donde los maestros no aceptaron el ofrecimiento salarial de 55 pesos al básico desde mayo que recibieron de los funcionarios porteños. Lo consideraron “insuficiente” y una “falta de respeto” del macrismo hacia los docentes. UTE-Ctera respondió a las críticas que Macri les formuló a los docentes (ver páginas 6 y 7), apuntando que la administración porteña “otorga premios a funcionarios que cobran nueve mil pesos, mientras a los docentes nos quiere dar 55”. El gremio llamó a concentrar esta mañana, a las 11, en Avenida de Mayo y Chacabuco, desde donde marchará hasta la casa del gobierno local. Los docentes reiterarán que, si no hay “modificaciones en la semana” a la oferta inicial, evalúan convocar a una medida para el lunes 9, cuando inician las clases en las escuelas medias.

En la provincia de Buenos Aires, el Frente Gremial Bonaerense que reúne a los principales sindicatos de maestros del distrito resolvió parar también hoy. Además, la Federación de Educadores Bonaerenses extenderá la medida hasta mañana. El tenor del conflicto es parecido al planteado en Capital y los gremialistas ya condicionaron el comienzo de la actividad en los secundarios desde el lunes próximo.

El conflicto se enmarca en la negociación paritaria que cada provincia realiza con los gremios, tras el acuerdo alcanzado en el orden nacional en la semana pasada. Allí el Gobierno y los representantes sindicales acordaron un aumento en el salario inicial de 200 pesos, que lo elevó a 1490 pesos para un maestro que recién empieza su carrera. La cifra equivale a un 15,5 por ciento de incremento, porcentaje que exigen los gremios se respete en cada mesa de negociación. Desde un principio, los gobernadores ofrecían por lo bajo un aumento que no llegaba al 10 por ciento.

En Río Negro, la situación continúa sin modificaciones y los maestros sostienen el paro por tiempo indeterminado que comenzaron el 23 de febrero, fecha en la que tenían que comenzar las clases. Los docentes rionegrinos tienen el salario básico más bajo del país, que se ubica en el orden de los 440 pesos. Como parte de sus medidas, se mantienen en la ruta nacional 22, a la altura de Chinchinales, donde realizan cortes intermitentes obstruyendo el paso y generando colas de automóviles y camiones. En la vecina Neuquén, los maestros comenzarán el ciclo lectivo con una huelga de 72 horas por el reclamo salarial, que los llevará a concentrarse y marchar hasta la Casa de Gobierno, para luego confluir con un sector de los educadores rionegrinos en el puente que une las ciudades de Neuquén y Cipolletti: allí permanecerán durante dos horas, entre las 13 y las 15.

Los cordobeses deberán esperar al martes para asistir a clases como consecuencia del paro por 24 horas que realizará el gremio UEPC. En el litoral, el panorama no es muy diferente. La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) rechazó la propuesta provincial de aumentar entre 40 y 100 pesos el sueldo básico y comenzarán hoy una medida de fuerza que se extenderá hasta el miércoles, cuando se movilizarán hasta la Casa de Gobierno. En Corrientes, después del anuncio de la ministra de Educación, Virginia Almará de Colombi, quien informó que no habría aumentos para los maestros, los seis sindicatos de la provincia realizarán una huelga entre hoy y mañana.

En Jujuy también iniciarán las clases con un paro por 72 horas y en Salta el ciclo lectivo deberá comenzar mañana por la huelga de 24 horas que decretaron los maestros. Santiago del Estero tendrá una medida de fuerza en los niveles medio y superior, mientras que en el Chaco el gremio mayoritario, la Asociación Trabajadores de la Educación (Atech), ratificó la huelga de 48 horas que había anunciado, a pesar de la conciliación obligatoria dictada por el gobierno de Jorge Capitanich, aceptada por los demás sindicatos. En Catamarca, los maestros volverán a realizar una huelga de 72 horas a partir de hoy.

Los santacruceños tendrían que iniciar las clases mañana, pero los docentes definieron un paro de 24 horas tras el fracaso de las paritarias. A su vez, en la cercana Chubut, realizarán una medida de 48 horas que comenzará hoy: de todas maneras, el gobernador Mario Das Neves llamó a los padres a que “envíen a sus hijos a las escuelas”.

Comentá la nota