Utiles en la cartuchera

El gremio docente exige la convocatoria a negociar una mejora salarial nacional. Ya hay conflictos en varias provincias e, incluso, hay paros convocados en Río Negro, Catamarca y Jujuy.
Los gremios docentes de todo el país tienen los ojos puestos en las paritarias nacionales. La secretaria general de Ctera, Stella Maldonado, saldrá hoy a reclamar una reunión “urgente” en el Ministerio de Trabajo con las autoridades nacionales. “Necesitamos que se convoque a las paritarias con urgencia –le adelantó a Página/12–, porque simultáneamente se están haciendo negociaciones provinciales, y la Nación fija el índice de referencia.” Mientras tanto, los gremios docentes mantienen focos de conflictos en varias provincias, como los paros ya anunciados en Río Negro, Catamarca y Jujuy, y otros conflictos latentes, como sucede en Buenos Aires, Corrientes, Capital Federal y buena parte de la Patagonia.

En todas las regiones los reclamos se repiten: los gremios intentan reabrir negociaciones salariales que en la mayor parte de los casos se cerraron a fin de año con la decisión de volver a conversar antes del comienzo de las clases.

La provincia de Buenos Aires es un ejemplo. El año pasado, los docentes agrupados en el Frente Gremial cerraron el último acuerdo con el gobierno provincial el 30 de septiembre, con la firma de un compromiso en el que se incluyó una llamada a paritarias para comienzos de febrero. A pesar de las notas y de los pedidos, los docentes sólo lograron hasta ahora alguna referencia indirecta del jefe de Gabinete de Daniel Scioli, Alberto Pérez, pero hasta ahora nadie los llamó. Luego de emitir un comunicado en el que manifestaron su “preocupación”, y a dos semanas del comienzo de las clases, los maestros acaban de convocar a un plenario de secretarios generales para el próximo viernes.

“Si de acá al viernes recibimos una llamada a una reunión, lo que vamos a analizar el viernes serán los términos de la negociación”, dijo a este diario Roberto Baradel, secretario general de Suteba. “Pero si no nos llaman, vamos a discutir medidas concretas, dado que hay ánimo de ir al conflicto. Porque lo que no puede pasar es que incumplan con un acuerdo que es ley.”

En el marco de una conferencia de prensa convocada para hoy en la sede de Ctera, Maldonado elevará el reclamo docente al ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco.

“Digamos que somos optimistas”, dice Maldonado. “La negociación pendiente con Nación es importante porque allí se fija lo que se denomina el ‘cargo testigo’: el sueldo mínimo, que va cobrar un maestro de grado con jornada simple y sin antigüedad debajo del cual no puede estar el sueldo de ningún docente.”

Las negociaciones habitualmente son complejas porque la Nación y los gobiernos provinciales saben que ese indicador no sólo ata los acuerdos docentes del resto de las provincias. También es una guía, para los sueldos estatales. El año pasado Tedesco advirtió a los docentes que no iba a haber aumento porque sus sueldos habían crecido más que la inflación. Tras las críticas, el ministro revisó la posturas y abrió el camino a una paritaria prometida para ahora: la segunda quincena de febrero.

Eso esperan, por ejemplo, en la Patagonia. Los gremios de todas las provincias de la región emitieron un documento el viernes pasado en el que exigieron “al gobierno nacional la inmediata apertura de la negociación salarial”. Con la firma de Unter (Río Negro), Sutef (Tierra del Fuego), Adosac (Santa Cruz), Aten (Neuquén) y Atech (Chubut), el comunicado indica que ante la “falta de respuesta” hay voluntad de “no iniciar el ciclo lectivo 2009”. Río Negro ya está en conflicto. Es la provincia con los sueldos más bajo del país, un básico de 444 pesos y sueldos atrasados. En Jujuy, la Asociación de Educadores Provinciales (ADEP), con maestros de nivel inicial y primario harán paro hoy y mañana junto con los secundarios, terciarios y empleados municipales. En Catamarca, después de dos días de paro de la semana pasada, los docentes anunciaron una nueva huelga de 72 horas en busca de una negociación salarial.

Comentá la nota