UTGRA convocó al paro a nivel nacional, mientras que en Jujuy se difundirá el reclamo con la entrega de panfletos.

En diálogo exclusivo con nuestro medio, ayer jueves, el secretario general en Jujuy de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA), Juan Carlos Martínez informó que en la reunión mantenida el día miércoles entre su gremio, FETHGRA (Federación de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina) y los empresarios del rubro hotelero y gastronómico, no se llegó a un acuerdo para incrementar el salario de los trabajadores, por lo cual se convocó al paro y movilización durante el fin de semana.
No obstante, Martínez, sostuvo que en el plano local es más complicado llevar adelante un paro por lo que se intentará difundir el reclamo durante el fin de semana mediante la entrega de escarapelas y panfletos.

Además se mostró atento ante las posibles represalias del sector empresarial.

El secretario de UTHGRA Jujuy lamentó la postura de los representantes del sector empresarial quienes, pese a que el reclamo salarial se inició hace mas de cuatro meses, llegaron a la reunión "como diciendo `¿para que nos llaman?´". Ante esto se recurrió a las medidas de fuerza a nivel nacional, aunque adoptadas de diferentes maneras en las distintas zonas.

En el caso de nuestra provincia, se optó por hacer llegar el reclamo a la sociedad mediante la entrega de escarapelas y panfletos durante el fin de semana en Plaza Belgrano. "Siempre tratando de no interferir en el desarrollo normal de la actividad porque no estamos para hacer cortes de ruta porque no nos sirve", dijo Martínez.

Concretamente el reclamo del sindicato de trabajadores gastronómicos se enfoca en un incremento del 30 %, motivado por el proceso inflacionario que tiene lugar en el país. "Si nos ponemos a analizar esta cifra no es nada porque ya la inflación ha comido al bolsillo del trabajador, los salarios no son reales", afirmó el secretario de UTHGRA Jujuy.

Ante la consulta por posibles represalias por parte de los empresarios, Martínez manifestó que de ser necesario "nos pintaremos la cara, agarraremos el bombo y saldremos a la calle", puesto que ya habrían observado algunas reacciones como ser suspensiones y rebajas en la carga horaria, aunque no puntualizó ningún caso. Simplemente dijo que no van a aceptar tales respuestas de parte de las empresas.

Para finalizar Martínez sostuvo que el rubro gastronómico y hotelero ha sido una fuente de ingreso importante para la provincia, por lo cual dijo que el gobierno debería prestarle más atención a este tema.

Comentá la nota