Usurpadores falsearon datos y no quieren que se priorice el listado de tierras

Personas que ocupan los asentamientos de la Margen Sur volvieron a hacerse presentes en el Concejo Deliberante a fin de reclamar por su situación habitacional.
A la propuesta de una onerosa expropiación de las tierras que ocupan, los funcionarios municipales les respondieron con la necesidad de un plan habitacional integral, en el cual «se priorice el listado de aspirantes a tierras». Esto no generó la conformidad de los autodenominados «dirigentes vecinales», dado que muchos de ellos no están inscriptos en este listado, aunque aseguraron llevar años anotados.

Varias familias de los asentamientos de la Margen Sur volvieron ayer a hacerse presentes en el Concejo Deliberante para mantener una reunión con el cuerpo de concejales y el secretario de Gobierno, Pablo Blanco.

Las familias que se hicieron presentes estuvieron representadas por autodenominados «dirigentes vecinales» y de la CTA, así como el abogado de esta central gremial, Dr. Osvaldo López.

El presidente del Concejo, Juan Rodríguez, mantuvo la palabra en gran parte del diálogo con los usurpadores, recalcándoles una férrea postura que fijaron los ediles y funcionarios municipales, sobre que «acá se debe plantear un plan de acción integral contra la crisis habitacional, y eso significa atender la demanda según el listado de postulantes a tierras como prioridad».

Esto generaba rostros de disconformidad entre estos «dirigentes vecinales», en una mezquina postura que sólo reclamaba la expropiación de un macizo, el 151, a fin de que fuera loteado para su propia solución habitacional, en un sitio que ya ocuparon.

La total ausencia de interés por parte de estas personas en atender a la demanda habitacional «por listado», reside precisamente en que muchos de ellos ni siquiera se han anotado.

Prueba de ello fueron las manifestaciones del «dirigente» César Aguirre del asentamiento «El Mirador», quien aseguró a este medio: «Tengo cinco años inscripto en el listado de tierras», falacia tal que su nombre ni siquiera aparece en el listado oficial con que cuenta la Dirección Municipal de Tierras, según pudo constatarse.

Este mismo individuo aseguró de la existencia de personas con hasta 15 años de antigüedad, en otra manifestación mentirosa toda vez que el listado ha visto atendida toda su demanda hasta el año 2000 con la entrega de las tierras en Chacra XI.

A esto luego se sumaron manifestaciones de otros «dirigentes» cuyos nombres tampoco aparecen en los listados, así como el ex candidato a concejal y ex delegado de ATE, Rodolfo Perpetto, arrogándose la representatividad de estas personas a través de la CTA, quien dijo: «Mi hija lleva nueve años anotada y sin casa».

Pero la regularización del listado al año 2000 desmiente esto, y huelga decir en tal sentido que ninguna persona de apellido «Perpetto» figura allí, en los que cientos de vecinos esperan pacientemente una solución habitacional.

La falta de propuestas serias y de real legitimidad de parte de usurpadores que se consideran con un derecho supremo al de los demás vecinos, llevó al fracaso de la reunión, toda vez que algunas actitudes de «apriete» no hicieron mella en los funcionarios quienes se mantuvieron en su postura.

A esta postura siguen sin adherir los concejales del ARI.

«Una solución para todos»

Luego de la reunión, el concejal del Frente para la Victoria, José Ojeda, aseguró que desde el Concejo «entendemos la problemática; sabemos que son muchas las familias que están asentadas en la Margen Sur», aunque recordó que «existe mucha gente que está esperando el acceso al terreno y a una vivienda», entendiendo que no se trata sólo de «quienes están viviendo en la Margen Sur sino también de quienes están viviendo en la casa de sus padres o los que están alquilando».

El Edil, si bien reconoció «la necesidad y urgencia de estas familias» remarcó en la «necesidad de avanzar y ser ecuánimes y siendo justos con todos buscando una solución para quienes tienen este problema y para quienes también la están pasando mal y están esperando».

Ojeda remarcó que «más allá de la tierra también hay que poner en la balanza el costo de las urbanizaciones y hay que analizar dónde es conveniente y más fácil llevar servicios», en relación a que el reclamo de expropiación apuntaba a un sector específico, lejano de cualquier conexión.

Su par de bancada, Raúl Moreira, coincidió en que desde el Concejo «estamos trabajando en diferentes proyectos y lo que más nos preocupa es el tema de los servicios, por lo tanto anunció que la iniciativa que se apruebe será de carácter integral» a los efectos de contemplar e incluir la situación de todos, tanto los que se encuentran hacinados en casas de familia o están pagando altos alquileres».

De esta manera confirmó que el Concejo «analizará el costo que demandaría tomar una medida como la que reclaman los vecinos», aunque insistió en que la solución debe involucrar a todos los vecinos de la ciudad con problemas habitacionales.

Comentá la nota