"Las usurpaciones son resultado del castigo K a los vecinos más humildes"

El concejal Néstor Müller manifestó su preocupación porque la falta de viviendas está empujando a sectores vulnerables a "una lucha entre pobres, porque personas humildes están usurpando casas sin terminar que, paradójicamente, están adjudicadas a otras familias en la misma condición".
En este sentido, el legislador oficialista llamó a terminar con "una equivocación de base que se está cometiendo por estos días cuando se habla de la usurpación de las casas del Plan Federal y se afirma que son módulos sin adjudicar, cuando en realidad se trata de casas de la primera y segunda etapa que, en su mayoría, ya tenían pre-adjudicatarios".

Además, explicó que "los barrios de este tipo tienen una función social que el Estado no puede delegar en un grupo que las tome por la fuerza; lamentablemente hay muchas otras familias en idéntica situación pero no usurpan viviendas".

Sobre la misma línea manifestó que "el Estado no puede avalar ese tipo de acciones porque le estaría abriendo la puerta a una especie de Ley de la Selva; si cada persona que no tiene casa propia toma una ajena por la fuerza vamos a terminar en un desmadre social y jurídico de proporciones descomunales"

En el plano netamente político, dijo que "el Gobierno Nacional no puede hacerse el distraído cuando el tema de la vivienda debe estar en su agenda, porque ese gobierno central es el que maneja los fondos necesarios para estas obras".

"Sin embargo parece que no les importa demasiado la suerte de casi 400 familias que podrían tener su casa si cumplieran con sus compromisos y terminaran el barrio. Creo que hay un desinterés absoluto por los vecinos más humildes de Tandil por parte del Gobierno Central, que tiene trabados alevosamente los fondos para estas construcciones por cuestiones mezquinas de política partidaria", puntualizó.

Según Müller, "en el plano local también hay un alineamiento con la política K en contra de los vecinos, porque en el Concejo Deliberante propusimos una Resolución para apurar el avance del barrio y los concejales kirchneristas Adriana Calvar, Carlos Calvi y Eduardo Ferrer no la votaron".

Comentá la nota