Gas: usuarios con facturas que aún no vencen optan por pagar sus consumos

Clientes locales de Camuzzi Gas Pampeana hicieron cola para pagar parcialmente sus boletas * La mayoría desconfía de que el Gobierno garantice la devolución de lo que ahora le cobran de más
Notable repercusión tuvieron en Mar del Plata las resoluciones adoptadas el miércoles por el Poder Ejecutivo Nacional acerca de la suspensión temporaria de la aplicación del polémico decreto 2067/08 que impuso un cargo a las facturas de gas de consumo domiciliario con fuerte impacto sobre el bolsillo de los consumidores.

Desde temprano en la mañana, cientos de usuarios de la red de gas natural a quienes se les liquidó el "cargo gas" (un fondo fiduciario aparentemente creado por el Gobierno para importar gas) optaron por acercarse a las oficinas de Camuzzi Gas Pampeana, en la calle Alberti, la mayoría de ellos con una decisión tomada: pagar únicamente sus consumos reales, es decir el monto que surge de descontar el cargo por el decreto y el IVA correspondiente a éste, claramente identificables en las facturas.

Esa mayoría de usuarios que hizo prolongadas colas ayer en Camuzzi optó por desechar la segunda alternativa propuesta por las autoridades, que era abonar el 100% de la boleta en cualquier centro de pago para después esperar el crédito a favor en la liquidación del próximo bimestre.

Consultada una fuente de Camuzzi, se excusó de abrir juicio sobre los anuncios del Gobierno y la implementación de los mismos ya que -dijo- "todavía no hemos sido notificados" por las autoridades nacionales sobre la suspensión de la vigencia del decreto.

Tal como viene informando LA CAPITAL, los vecinos de General Pueyrredon están exceptuados de pagar los cargos creados a través del decreto 2067/08 por decisión del juez federal Eduardo Jiménez, quien concedió una medida cautelar en el marco de una causa iniciada por la Defensoría del Pueblo local.

A los beneficios que otorgaba este amparo se les sumó ayer el anuncio del Gobierno nacional de que volverá a subsidiar el consumo domiciliario de gas durante los meses más duros del invierno argentino, es decir hasta el 30 de septiembre.

Sin embargo, ambos anuncios encontraron a las distribuidoras que operan en General Pueyrredon (la empresa Camuzzi Gas Pampeana y las cooperativas Pueblo de Camet y Batán) con gran cantidad de facturas que incluían el fondo fiduciario ya distribuidas entre sus clientes.

Aunque el Gobierno anunció ayer que a quienes pagaran el total de las boletas se les devolvería el monto abonado de más, LA CAPITAL constató que la mayoría de los usuarios que se encontraron en dicha situación optó por presentarse ante Camuzzi para pedir la refacturación y pagar únicamente sus consumos, sin el polémico impuesto.

Argumentos para hacer cola

La falta de recursos para pagar diferencias que en muchos casos superaban los 250 pesos y la desconfianza en la promesa oficial de reintegrar los valores pagados de más fueron los principales argumentos esgrimidos por los usuarios para justificar su decisión de realizar largas colas frente a las oficinas de Camuzzi para pagar sus boletas.

"Me dijeron que si pago la boleta entera en cualquier centro de pagos después me lo devuelven la plata pagada de más pero la verdad es que prefiero no tener que hacer el desembolso ahora" explicó a LA CAPITAL Delia, quien relató que su tradicional boleta de 90 pesos se transformó en otra de 366 pesos, de los cuales 218 corresponden al fondo fiduciario y su IVA. "Para mí es mucha plata" se sinceró.

Por su parte Beatriz relató que el año anterior por esta misma fecha pagó 80 pesos por sus consumos de gas. La última boleta, sin embargo, le llegó por un total de 200 pesos: de ellos 91 pesos eran de impuestos y 33 de IVA. "Ya sé que el Gobierno dice que si lo pagamos nos lo van a devolver, pero como todos los días dicen algo distinto la verdad es que no les creo", dijo mientras esperaba en la vereda para ingresar a la oficina de Camuzzi.

En el caso de Angel, los 140 pesos que esperaba de gas se transformaron en 340, de los cuales más de 139 corresponden al decreto 2067/08 y 55 al IVA. "La verdad es que prefiero pagar solamente el consumo", dijo.

María Elena, por su parte, decidió hacer el trámite porque ya pagó una vez el fondo fiduciario y no quiere volver a hacerlo. "Con la anterior boleta hice todos los trámites -afirmó-. Vine a Camuzzi, después fui a la Defensoría del Pueblo, envié notas y al final tuve que pagar. Ahora hago cola, pero no pago" relató.

Asimismo consideró que "lo que están haciendo es vergonzoso. El solo hecho de que tengamos que perder tanto tiempo para pagar una boleta mal hecha lo demuestra".

Facturas abultadas

Los 586 pesos que Camuzzi le facturó a Fernando justificaron su paciencia para hacer la cola frente a Camuzzi. "De este total, 290 pesos son por el decreto" explicó para luego descartar de plano la opción de quedar con saldo a favor. "No confío ni en el Gobierno, ni en la empresa, ni en la Justicia, así que prefiero hacer la cola", argumentó.

Algo parecido le pasó a Gerardo. "De los 406 pesos que debo pagar, 170 corresponden al fondo y 66 al IVA -relató-. No creo que el Gobierno me los devuelva así que por eso vine".

Para Guillermo, los 129 pesos que debe pagar por el decreto "son demasiado, porque en este bimestre consumí menos que el año anterior pero me quieren cobrar más. Sinceramente, prefiero pagar sólo mis consumos".

También la factura que le llegó a Viviana Albe fue por el doble que en igual período del año anterior, aun cuando este año decidió usar solo uno de los calefactores de su vivienda. "Quiere decir que achiqué el consumo, pero la factura se agrandó", se lamentó y aclaró que a su criterio "hoy anuncian que no hay que pagarlo, pero yo creo que en el futuro sí nos lo van a cobrar, así que por eso prefiero hacer el trámite".

También Maia desconfía de los anuncios oficiales por lo que decidió descontar de la boleta de 380 pesos que le llegó a su madre el costo del decreto 2067/08. "Antes pagaba sólo 180: es mucha diferencia" reflexionó al igual que María Elina Castellar, quien explicó que de su boleta de 536 pesos, 314 corresponden al fondo. "No quiero tener ese dinero a cuenta -aclaró-. Prefiero pagar lo que corresponde".

"Nosotros no somos usuarios ni clientes: somos cautivos"" se quejó enfáticamente Marta, quien calificó de "disparate" la política aplicada por el Gobierno nacional en torno al gas. "Ahora se asustaron y el ministro (Julio De Vido) hizo un papel realmente muy triste, pero la verdad es que con esta gente nunca se sabe" concluyó, mientras esperaba para lograr su correspondiente refacturación.

También en las Cooperativas

optaron por la refacturación

Las dos cooperativas que funcionan en el partido de General Pueyrredon -Pueblo Camet y Batán- y que proveen de gas a aproximadamente 2.500 hogares sufrieron durante los últimos días los mismos avatares que sus pares de Camuzzi Gas Pampeana.

Sucede que también esos vecinos fueron incluidos en el amparo judicial iniciado por la Defensoría del Pueblo, por lo que las últimas boletas podían ser refacturadas -a pedido de los clientes- y las próximas se emitirán, directamente, sin el cargo creado por el decreto 2067/08.

En cuanto al anuncio realizado por el ministro Julio De Vido, dirigentes de ambas cooperativas aclararon a LA CAPITAL que solo habrá que devolverle el dinero abonado de más a un porcentaje menor de sus asociados, dado que la gran mayoría optó por pedir la refacturación.

El presidente de la Cooperativa Pueblo Camet, Maximino Suárez, relató que los aproximadamente 1.100 clientes de la firma fueron incluidos en el fondo, por lo que "hemos llegado a emitir facturas de más de 1.000 pesos a gente que sabíamos que no lo iba a poder pagar".

En ese sentido, relató que "desde un comienzo acompañamos al Municipio en la propuesta de que la gente sólo pagara los consumos y tras el fallo judicial refacturamos, a pedido de los clientes, cerca del 90% de las boletas".

"Ahora estamos esperando a ver cómo se resuelve esto" añadió y aclaró que "hasta ahora (por ayer al mediodía) no hemos sido notificados de las nuevas medidas. Por lo que sabemos la decisión del gobierno es transitoria pero de todas maneras las próximas boletas se liquidarán sin el fondo fiduciario, porque aquí sigue rigiendo el amparo judicial".

Por su parte Fidel Carea afirmó que de los 1.320 usuarios domiciliarios de la Cooperativa de Batán cerca del 85% quedó incluido en el decreto 2067/08. "La verdad es que la gran mayoría no podía pagar los montos que se les exigía" relató y aclaró que "nosotros siempre les dimos la oportunidad de pagar solamente los consumos, incluso desde antes de que saliera el amparo".

Tras poner como ejemplo el caso de un cliente "que había consumido gas por 280 pesos pero la boleta era por 860", Carea añadió que la Cooperativa forma parte del Instituto de Subdistribuidores de Gas de la República Argentina -ISGRA- y que fue a través de ese organismo que se objetó el decreto "desde un comienzo".

Comentá la nota