En Ushuaia se gravará la tierra ociosa

Lo aprobó el Concejo Deliberante. Se busca de esta manera evitar negocios inmobiliarios y que los vecinos entiendan la necesidad de contar con espacios para urbanizar. Es un proyecto que se debatió años y en esta oportunidad se consensuó un proyecto de la UCR y del FPV. El lunes se retomaría la sesión para tratar la puesta en marcha de la Sindicatura General Municipal
Luego de que la comuna y el cuerpo deliberativo local coincidieran ya el año pasado que el problema habitacional que atraviesa la ciudad de Ushuaia no es por la falta de tierras, se aprobó en la sesión ordinaria del jueves pasado, siguiendo esta línea de gestión, las modificaciones en la ordenanza que grava las tierras ociosas que se encuentren en el ejido urbano.

La presidenta del Concejo Deliberante, la radical Adriana Chapperón, se mostró conforme por el tratamiento que el cuerpo le dio a la iniciativa, que no busca incrementar la recaudación si no que fundamentalmente intenta gravar las zonas que no poseen construcción alguna. Asimismo, indicó que se solicitará a estos propietarios que las pongan a disposición para que allí se puedan construir viviendas a través de empresas vinculadas al rubro.

Al referirse a la ordenanza, recordó que en un principio se presentaron dos proyectos, uno de la UCR y otro del FPV, y finalmente se terminó dictaminando sobre una norma que unificó a las líneas de pensamiento.

"Queda claro que quienes no puedan afrontar una construcción importante en su terreno y tengan una construcción precaria, no será considerado como baldío. Todos sabemos que hoy los terrenos baldíos pagan menos que los que tienen propiedad, entonces se hace necesario generar herramientas para que quienes tienen tierras se den cuanta que la comunidad está necesitando estos espacios", observó la radical.

Por su parte, el edil Juan Pino (Frente Para la Victoria) indicó que se realizaron muchos negocios inmobiliarios enmarcados en las normas, pero esta ordenanza evitará la especulación en cuanto al uso de las tierras. Para justificar esta iniciativa graficó al decir que son irrisorios los precios de rentas que se pagan, teniendo en cuenta el alto valor de comercialización que adquieren en el mercado.

"No solamente pasa en el casco céntrico y en muchos caso la comuna ha vendido a valor fiscal terrenos muy caros", dijo el justicialista, al tiempo que indicó que el titular de la tierra deberá invertir como corresponde en el marco de la crisis. "No solo hay que responsabilidad al Estado municipal, si no que los empresarios deben responder por su accionar", arremetió.

Banca del vecino

Por otra parte, la Banca del vecino fue ocupada por Andrea Paschiero, quien pidió a los ediles la sanción de una ordenanza que permita dar, de alguna manera, apoyo a los padres de niños y jóvenes con capacidades diferentes.

Concretamente solicitó que se les otorgue un número acordado de licencias de taxis, y además requirió que se establezca una norma que permita adecuar vehículos para que puedan ser conducidos por personas con movilidad reducida. Finalmente, requirió que se investigue la situación en la que se encuentra la licencia de taxi número 37 puesto que no funciona actualmente.

La vecina dijo que sólo requiere la licencia para asegurar el futuro de sus hijos ya que no reciben ningún tipo de subsidios. Contó que en la ciudad de Río Grande ya están vigentes normas de este estilo, y por eso dejó a los ediles copia de ello.

En tanto, los concejales la invitaron a participar en las reuniones de la Comisión de Calidad de Vida que preside el mopofista Damián de Marco, de modo que pueda ampliar las dificultades que atraviesan ese grupo de padres.

Asimismo, le informaron que el 5 de noviembre se prevé concretar una reunión entre diferentes asociaciones que representan a padres con hijos de similares características, en el marco de la conformación del Consejo de la Discapacidad que esta siendo analizado por los ediles.

Sindicatura

El lunes por la mañana los concejales levantarán el cuarto intermedio dictado en la noche del jueves para tratar el proyecto de ordenanza que establece la creación de la Sindicatura General. Luego de un trabajo conjunto entre todos los bloques se impulsará su sanción y puesta en marcha, puesto que la comuna ya previó los fondos para su funcionamiento.

La intención es aprobar el proyecto por unanimidad y para ello se llegó al consenso incorporando el articulado que impulsa el radicalismo en cuanto al funcionamiento del órgano de control.

La duda está puesta en saber si el lunes finalmente se lograrán los votos puesto que en esa misma jornada estaría arribando Pino desde Buenos Aires, y en esa misma jornada estaría viajando su par de bancada, Juan Luna, y también el mopofista De Marco. Es por eso que aún no se sabe la fecha de sanción de la norma a pesar de contar con las voluntades necesarias.

Comentá la nota