Ushuaia sin aeropuerto por problemas técnicos

El aeropuerto de Ushuaia quedó inoperable ayer al quedar sin la asistencia del sistema de radioayudas (VOR). La situación se extenderá hasta que se solucione el problema técnico. Sin mayores informaciones, la incertidumbre crece con el paso de las horas. Muchos pasajeros fueron trasladados hacia Río Grande donde embarcaron hacia sus respectivos destinos.
Desde última hora del lunes, el aeropuerto internacional de esta ciudad se encuentra inoperable por una falla en la radioayuda (VOR).

Los aviones de las distintas líneas aéreas no pueden realizar, por una cuestión netamente de seguridad, el aterrizaje en la pista si no se cuenta con este radar.

En esta ocasión, donde nuevamente los pasajeros quedan varados, perdiendo incluso conexiones con otros vuelos, días de trabajo y dinero.

Hace poco más de seis meses, una situación similar dejó sin movimiento al la aeroestación, pero lo cierto es que desde la jefatura del aeropuerto la única respuesta que se dieron a los medios y a los tripulantes es que están trabajando para lograr reparar el sistema averiado, en tanto que los pasajeros esperan, en su mayoría, en el edificio.

El caos en temporada alta se generó, en esta ocasión, por una falla en un sistema operativo, que permite brindar radioayuda a las aeronaves que aterrizan y despegan del aeropuerto.

Los seguros de las líneas áreas no permiten realizar estas maniobras si no se cuentan con todos los sistemas de seguridad correspondientes para brindar una protección al vuelo adecuada, es por este motivo, que tras la avería en el sistema (VOR) de la Fuerza Aérea, los aviones de las dos empresas que operan en el aeropuerto local debieron cancelar los vuelos a la ciudad.

En tanto, desde la jefatura del Aeropuerto Malvinas Argentinas, aun se encuentran trabajando para solucionar el problema que surgió de igual manera hace poco más de seis meses.

Las revisiones de control y mantenimiento que se deben realizar para evitar estos inconvenientes, al parecer no se habrían llevado a cabo, lo que generó que todo el aeropuerto quede inoperable.

La mayoría de los pasajeros varados aguardan en el mismo edificio edificio, donde exigen algún tipo de respuesta.

Extranjeros que viajan hacia el norte con conexiones, como así también residentes que salían de vacaciones aguardan un lugar en aviones que llegan a Río Grande y son trasladados a cargo del mismo aeropuerto aunque, en el caso de los alojamientos y cargos las empresas de aviación no responden, ya que es estrictamente un problema operativo.

En tanto, el aeropuerto se encuentra desbordado de pasajeros que esperan para viajar, un lugar, largas listas de espera y muchas quejas es el escenario que, desde el lunes por la noche, no cesa y se acrecienta con el correr de las horas.

Comentá la nota