Más de u$s150 millones para el gran campeón.

Es el dinero que pueden ganar el Barcelona o el Manchester por la final de la Champions League. Se estima que la economía europea "moverá" casi 430 millones de dólares en torno a este partido.
El Barcelona o el Manchester United pueden ganar más de 110 millones de euros (unos 153 millones de dólares) si consiguen vencer hoy en la final de la Liga de Campeones.

El equipo subcampeón se llevará 65 millones de euros (u$s90 millones), ganancias derivadas de la imagen de los jugadores, el premio en metálico, los derechos de la explotación de patrocinios, publicidad en medios audiovisuales y ventas de localidades.

Además, el estudio, publicado por Mastercard, calcula que el partido aportará un beneficio de más de 310 millones de euros en total para la economía europea.

Los beneficios se reparten en 110 millones para el vencedor, 65 millones para el segundo, 45 millones para la ciudad donde se juega el partido (Roma), 15 millones para la ciudad del equipo ganador y 75 millones para el resto de Europa.

Estos datos superan las cifras que movió la final de la Liga de Campeones del año pasado -267 millones de euros- porque se ha creado una nueva comunidad de seguidores de fútbol que antes no estaban interesados y que ahora, señala el estudio, buscan una vía de escape frente al pesimismo asociado a la crisis.

De esta forma, el partido de hoy supone un impulso económico para Europa y especialmente para Roma que, a corto plazo, obtendrá un mayor flujo de comercio en bares, tiendas, hoteles, atracciones turísticas, entre otros, y a largo plazo, se beneficiará de una mayor afluencia turística, patrocinio cívico y mayor posibilidad de acoger otros eventos destacados.

Para la ciudad del equipo ganador también supone un refuerzo en la reputación y la imagen, lo que llevará a un incremento del turismo y la confianza del público para elevar su consumo.

Comentá la nota