Los uruguayos eligen presidente con Mujica como amplio favorito

El domingo, dos millones y medio de votantes deberán elegir entre José Mujica y Luis Lacalle. En la primera vuelta del 25 de octubre, el candidato oficialista sacó el 49% de los votos y hoy, las encuestadoras aseguran que aventaja por un promedio de 8 puntos a su contrincante.
Los candidatos presidenciales de Uruguay, José Mujica, del oficialista Frente Amplio (FA), y Luis Lacalle, del conservador Partido Nacional (PN), reafirmaron hoy en las horas previas al balotaje que los enfrentará mañana sus probables políticas de gobierno.

Tanto Mujica como Lacalle convocaron hoy a distintas ruedas de prensa con los medios internacionales. Mañana, dos millones y medio de votantes elegirán entre los candidatos, a quién será el reemplazante de Tabaré Vázquez. En la primera vuelta del 25 de octubre, el candidato oficialista sacó el 49% de los votos y de esa forma obtuvo la mayoría parlamentaria, pero no le alcanzó para la presidencia.

Según las cuatro encuestas de las consultoras más importantes del país, Mujica aventaja por un promedio de 8 puntos a su contrincante. Mujica afianzó durante la charla con la prensa el perfil de continuador de la actual gestión de Tabaré Vázquez, y Lacalle se mostró como la mejor opción para equilibrar el poder, dado que en el próximo período el FA tendrá mayoría parlamentaria.

Además de estas apariciones públicas de los candidatos, el clima electoral en la capital uruguaya estuvo presente, más que en las calles céntricas de Montevideo, en las terminales de ómnibus y el puerto, donde gran cantidad de ciudadanos que llegaban al país para votar eran recibidos por familiares y amigos cubiertos de banderas nacionales y partidarias.

A diferencia de lo que sucede en la Argentina, la ley uruguaya permite que aún en período de veda la militancia pueda entregar en la calle las boletas que se utilizarán en la elección, hecho que suele dar gran color a las horas previas al comicio.

En la charla con los periodistas extranjeros, Mujica dejó en claro que en su eventual gobierno habrá "continuidad en las líneas fundamentales" de la actual gestión. "No deben esperarse grandes cambios", insistió. Además, el candidato rehusó darle demasiada trascendencia a las consultoras que le asignan un triunfo seguro, al considerar que "la verdadera encuesta es mañana".

Comentá la nota