Uruguay y Panamá, ¿modelos para la Argentina?

Por Rosendo Fraga

El gobierno de Panamá, un país con 3.450.349 habitantes y un PBI per cápita de 11.343 dólares por habitante, acaba de adoptar una decisión crucial: será el primero de América latina en tener Wi-Fi en todo el país. Es decir que dará acceso gratuito a Internet a todos sus habitantes.

Lógicamente, por razones jurídicas este acceso está limitado a no poder bajar contenidos.

Al mismo tiempo Uruguay, un país sudamericano con 3.100.000 habitantes y un PBI per cápita de US$ 13.295, acaba de adoptar también una decisión muy importante: será el primero de America latina, que tendrá una laptop por cada alumno de la escuela primaria.

Se trata también de una decisión trascendente que permitirá mejorar la calidad de la educación en forma sustancial.

Ninguna de las dos decisiones tienen un costo económico excesivo, se realizan en no más de un año y no plantean dificultades de implementación relevantes.

Si un país de la región combina el acceso gratis a Internet para toda la población, con una laptop para todos los alumnos de la escuela primaria, da el salto cualitativo más importante que hoy se puede dar para mejorar la educación de los países emergentes.

Pero además, adopta la medida más efectiva para reducir la desigualdad social, ya que acceder o no acceder a Internet es una modalidad fundamental de la inclusión o la exclusión social.

La Argentina tiene un PBI per cápita de 14.403 dólares por habitante, es decir algo por encima de Uruguay y Panamá.

¿Si estos países han podido adoptar estas medidas tan sencillas pero trascendentes, porque la Argentina con una capacidad económica mayor no puede hacerlo?

Un argumento puede ser que el país tiene una población de aproximadamente 40 millones de habitantes y un territorio mucho mayor y, en consecuencia, aunque la capacidad económica por habitante sea mayor, es más difícil de implementar.

Esos argumentos parecen más pretextos para no hacer, que razones para explicar porqué se puede demorar más en hacerlo.

Pero la ciudad de Buenos Aires tiene una población de 3.050.000 habitantes, algo menor que Panamá y Uruguay, y ocupa un territorio mucho menor que estos países.

Además, tiene un ingreso per cápita de aproximadamente 28.000 dólares por habitante, el doble que el promedio del país, y similar al de Corea del Sur, uno de los países más desarrollados de Asia.

Por ello, con casi la misma población que Uruguay y Panamá, con el doble de ingreso per cápita que ellos y con un territorio mucho menor ¿Porqué no da la ciudad el gran salto cualitativo que implicaría dar acceso gratis a todos mediante Wi-Fi y una laptop a todos los estudiantes?

Es claro que se trata de un problema de decisión política.

Si lo hiciera, seguramente varias provincias -San Luis avanza con el Wi-Fi gratis en su territorio- o municipios tomarían el mismo camino y el gran fenómeno transformador comenzaría a nacionalizarse.

En momentos en que se debate una nueva ley de medios, no observar que hay transformaciones en materia de comunicaciones, que pueden tener un efecto educativo y social trascendente y que están al alcance de la mano, es una vez más no saber reconocer lo que es importante para el desarrollo de la sociedad.

El autor es director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Comentá la nota