Uruguay: cheques de EE. UU. para pagar el hangar del avión de Jaime

Uruguay: cheques de EE. UU. para pagar el hangar del avión de Jaime
Los entregaron en Carrasco 7 pilotos argentinos que lo volaron hasta mayo.
Siete pilotos argentinos llevaron el Lear Jet que se le atribuye al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en el hangar al aeropuerto de Carrasco en los últimos tres meses, informaron a Clarín fuentes oficiales. Y siempre pagaron los costos del aterrizaje y "hangaramiento" con cheques del banco de Utah. Se traba de la misma entidad bancaria que aparece como compradora de la nave ante la secretaria de Aviación de los Estados Unidos (ver Antecedentes).

Por lo menos, se pagarían 45 dólares por día para tener la nave alojada en un hangar de la Fuerza Aérea uruguaya que se usaba para guardar aeronaves civiles.

Los tripulantes que pilotearon el Lear Jet Bombardier en cuatro vuelos desde la Argentina y Brasil fueron, puntualizaron las fuentes:

En el vuelo del 17 de marzo que llegó desde el aeroparque de la localidad bonaerense de San Fernando: José Tantesio y Vicente Sanchez.

En el vuelo del 25 de marzo proveniente de Florianápolis: David Arnofi y Vicente Sanchez.

En el vuelo del 25 de abril que llegó desde San Fernando: Marcelo Ferreiro y Luis Tantesio.

En el vuelo del 22 de mayo que vino desde San Fernando: Hernán Colautti y Andres Goncalvez.

Se trata de datos importantes porque la justicia argentina está citando a declarar los pilotos para preguntarles quién les pagó por el servicio como una forma de llegar al verdadero dueño del costo avión.

Estos datos se suma al hecho de que la justicia argentina considera como la "cara visible" de la empresa fantasma que es propietaria del avión al abogado Julián Vázquez, hijo de Manuel Vázquez, un español licenciado en Administración de Empresas que fue asesor de Jaime desde el 2005 hasta el 2009.

Los pilotos habrían sido contratados por las empresas de taxis aéreos Mac Air (del grupo SOCMA de Franco Macri) o por Aerorutas vinculada al grupo Wherteim. Fuentes empresarias explicaron que es usual que los pilotos especializados en un tipo de nave sean contratados por una u otra empresa.

Las fuentes oficiales uruguayas explicaron que "está sin pagar" el último "hangaramiento". El hecho coincide con la versión según la cual el verdadero dueño del avión lo dejó allí mientras busca un comprador para sacárselo de encima.

Pero el problema es que tiene poca autonomía de vuelo (5 ó 6 horas) y los empresarios actualmente prefieren los que pueden hacer viajes intercontinentales.

Los pilotos que ya declararon ante el juez federal de Buenos Aires, Norberto Oyarbide, confirmaron que para el vuelo que trajo la nave desde EE. UU. a Argentina fueron pagados por Mac Air pero después la nave habría quedado en manos de Aerorutas.

Sucede que un avión con matrícula extranjera puede volar dos o tres meses en Argentina sin ser nacionalizado de acuerdo a la ley argentina pero luego hay que "patentarlo" en el vecino país. Por eso la cantidad de vuelos para que duerma en Carrasco habría sido una forma de interrumpir esos plazos.

Comentá la nota