Uruguay celebró las declaraciones de Urribarri

El Presidente de Uruguay en ejercicio, Rodolfo Nin Novoa, interpretó como "buena" la señal del gobierno argentino de respaldar al gobernador Sergio Urribarri, quien manifestó que "no se conocen registros de contaminación" de la pastera de la empresa Botnia.

El Presidente de Uruguay en ejercicio, Rodolfo Nin Novoa, interpretó como “buena” la señal del gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner de respaldar al gobernador Sergio Urribarri, quien manifestó que “no se conocen registros de contaminación” de la pastera de la empresa Botnia, lo que fue duramente respondido por los asambleístas de Gualeguaychú.

A la par, se encargó de dar a conocer que dialogará con el Presidente Tabaré Vázquez sobre este gesto cuando regrese al país tras participar de la cumbre de mandatarios que se realiza en Brasil, y que puede llegar a haber un acercamiento entre ambos países.

Para Nin, el apoyo del gobierno argentino es una señal de acercamiento entre los dos países, en el marco de las tensiones dominantes, informó El Espectador.

El pronunciamiento de Urribarri sobre el polémico tema generó duras críticas de los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, que lo calificaron de “traidor”. Sin embargo, el mandatario entrerriano logró el apoyo del ministro de Justicia, Aníbal Fernández, quien lo calificó como "un hombre muy serio y muy honesto" y consideró que "no es justo que se lo ejecute porque las averiguaciones o los análisis que ha llevado a la práctica le han indicado que no había contaminación" en el río Uruguay.

Busti se diferencia

Por su parte, el ex gobernador Jorge Busti se diferenció de las declaraciones de Urribarri sobre Botnia. “Creo que ha tomado una derivación impensada y que desvía el objetivo fundamental que nos planteamos cuando fuimos gobierno con Guillermo Guastavino que significaba luchar dentro de la legalidad contra la instalación de una pastera que indudablemente va a tener efectos contaminantes acumulativos”, afirmó Busti.

Aseguró: “no me arrepiento de haber ido a Washington y presentado ante el ombusdman del Banco Mundial impidiendo durante un año y medio el financiamiento de la planta. Además, la Legislatura entrerriana por unanimidad pidió a la Nación que fuera al Tribunal de La Haya”.

Dijo que ha tenido diferencias “y discusiones con la gente de la Asamblea Ambiental cuando siempre planteamos que el corte era una medida que nos perjudicaba. Pero, de cualquier manera, siempre estuvimos de acuerdo en el objetivo central: estar en contra de la contaminación y defender a Gualeguaychú”.

Comentá la nota