Uruguay: en alerta ante el avance de la inflación

El Gobierno y el Banco Central del pasí vecino adviritieron sobre la escalada de los precios. Hoy dieron trámite a la exoneración del IVA para frutas y verduras y a las rebajas de varios alimentos para paliar los efectos.
El Gobierno y el Banco Central de Uruguay alertaron este lunes sobre el fuerte avance de la inflación en el país, con un aumento en enero respecto al mismo período de 2008 y con el riesgo de que pueda alcanzar el 10% en 2009.

En una rueda de prensa al término del primer Consejo de Ministros de este año, el ministro de Economía, Álvaro García, advirtió que las cifras de inflación de enero, que se darán previsiblemente mañana, apuntan a "un empuje muy grande del nivel de precios de frutas, verduras y carne". Según García, se espera que el Índice de Precios al Consumo del mes pasado supere al IPC registrado en enero de 2008.

El titular de Economía adelantó que en el Consejo de Ministros celebrado hoy con el presidente Tabaré Vázquez se ha dado trámite administrativo a algunas de las medidas destinadas a combatir la inflación aprobadas semanas atrás, aunque, subrayó, sus efectos sólo se sentirán en los próximos meses.

Entre esas acciones figuran la exoneración del IVA para frutas y verduras y rebajas en precios de otros alimentos básicos, que desde este domingo pasado afectan a un 10% del coste de 144 productos.

En este sentido, explicó el funcionario, el Consejo de Ministros también abordó los efectos adversos que sobre los alimentos ha tenido la grave sequía que ha afectado a Uruguay en los últimos meses, paliada sólo en parte por las lluvias caídas la semana pasada.

Al tiempo, en un informe difundido hoy, el Banco Central de Uruguay destacó la posibilidad de que la inflación se dispare a cerca del 10% este año.

El informe del banco emisor uruguayo subrayó que los aumentos automáticos previstos en los recientemente aprobados convenios salariales sobre los emolumentos de empleados públicos y jubilaciones contribuirán a la "indexación de la economía" y harán más dificultosa la estabilización de la inflación.

La inflación en Uruguay se disparó en el año 2008 hasta el 9,19%, su nivel más alto en los últimos cinco años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las expectativas del Gobierno del Frente Amplio habían situado la subida de los precios al consumo para el año pasado entre el 3 y el 7 por ciento.

En el 2007 la inflación había sido del 8,50%; en el 2006 del 6,38% y en el 2005, cuando la coalición de izquierdas llegó al poder en Uruguay, del 4,90 por ciento.

En todo el año 2008, los precios de alimentos y bebidas subieron un 10,6% y la vivienda se elevó un 13,8 por ciento.

Comentá la nota