"El río Uruguay admite más papeleras"

Autoridades uruguayas aseguraron que las mediciones de impacto ambiental por la instalación de la pastera finlandesa Botnia, centro de un conflicto diplomático con Argentina, arrojan parámetros "muy por debajo de los límites permitidos" y que el río Uruguay "admite más plantas".
"Desde el punto de vista ambiental el río Uruguay admite más plantas, con todas las exigencias que se le plantean a Botnia", dijo al periódico La Diaria el ministro de Medio Ambiente, Carlos Colacce.

El funcionario aclaró que ello no significa que las pasteras en el país "vayan a ser veinte, ni que mañana o pasado haya o no una más por criterios políticos".

Sobre la planta de Botnia, situada en la localidad uruguaya de Fray Bentos próxima a la argentina de Gualeguaychú, nuevamente centro de atención por fuentes olores emanados estos días, Colacce precisó que su monitoreo es "modelo" y que "los resultados que se vienen registrando están todos por debajo de los parámetros admitidos".

La instalación de Botnia en el margen uruguayo del río homónimo, que es además límite natural con Argentina, provocó una controversial bilateral porque según Buenos Aires la misma es contaminante, conflicto que se dirime en La Haya.

Un grupo de vecinos argentinos que se opone a Botnia corta hace más de dos años un puente binacional, mientras Montevideo pide el fin de la medida y critica la "inacción" del gobierno de la presidenta, Cristina Fernández, que los últimos meses redobló la presión para el cese del bloqueo.

Colacce precisó que desde que está al frente de la cartera no tuvo contactos con Argentina porque el tema está bajo la órbita de cancillería y rechazó que haya una "decisión implícita" de Montevideo de no autorizar la radicación de más pasteras, para evitar nuevos choques con el país vecino.

"En teoría no. Al revés, el hecho de que Botnia haya tenido un buen desempeño ambiental podría ser perfectamente un antecedente para que instalen más plantas", pero "si mañana se produce algún tipo de conversación o acuerdo entre ambos países ése es otro parámetro que habrá que tener en cuenta", sostuvo.

El ministro reconoció que Uruguay carece de un "estudio serio" en cuanto al número de pasteras que se pueden instalar en el país.

"La limitante la va a poner la propia actividad por un lado de los empresarios, que en un territorio como el nuestro pueden ver que ya no hay dónde plantar", aseguró.

Además de Botnia, en Uruguay avanza la radicación de la pastera de la empresa española Ence, mientras la sueco-finlandesa Stora Enso y la portuguesa Portucel se encuentran en la fase preliminar de instalación.

Comentá la nota