Urtubey propondrá un fondo especial

Esta tarde el mandatario se sumará a la ronda de diálogo convocada por la Nación, luego de la derrota electoral del 28 de junio.
Esta tarde el gobernador Juan Manuel Urtubey propondrá a la presidenta Cristina Fernández la creación de un fondo de convergencia y nadie descarta que formalmente le reclamará la recuperación del INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos).

La reunión está agendada para las 19, en la Casa Rosada, al término de la asunción del nuevo ministro de Educación nacional.

Sumado formalmente a la ronda de diálogo político que la misma Presidenta convocó el 9 de Julio desde Tucumán, Urtubey detallará en el despacho presidencial el mecanismo que traccionaría ese fondo de convergencia, a través del cual básicamente se transformaría en un salvavida para las provincias cuyo promedio de producto bruto interno (PBI) per cápita y su índice de necesidades básicas insatisfechas (NBI) esté por debajo del promedio general.

El gobernador salteño dijo en varias oportunidades que no hace falta discutir una nueva coparticipación si la Nación le pone el visto bueno a la creación de un fondo de convergencia.

Los gobernadores comenzaron a reunirse con Cristina Fernández desde el lunes pasado. El primer invitado fue el jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, uno de los principales referentes de la oposición; le siguió, también el martes pasado, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich. Hoy será el turno del santafesino Hermes Binner, quien en consonancia de sus pares de las provincias del centro del país solicitará la rebaja de las retenciones a las exportaciones de soja.

Después de la derrota de las elecciones del pasado 28 de junio, el Gobierno convocó al diálogo a todos los sectores en medio de una reestructuración del gabinete nacional.

El último en salir fue Juan Carlos Tedesco, del Ministerio de Educación, cargo que desde esta tarde será formalmente ocupado por Alberto Sileoni.

Originalmente el Gobierno había convocado a los 50 partidos con representación parlamentaria para consensuar una amplia reforma del sistema electoral, pero aceptó ampliar la agenda a otros temas a petición de las principales fuerzas opositoras, que en un primer momento habían rechazado la propuesta del Ejecutivo.

Comentá la nota