Urtubey llega a Tartagal para relevar viviendas

Fuentes oficiales afirman que se le dio una casa al 90% de quienes perdieron su hogar.
Algo pasa en Tartagal.Ayer los damnificados por el alud del 9 de febrero último conformaron una asociación para encausar sus reclamos en busca de una solución a las necesidades que los aquejan desde hace siete meses.

Hoy el gobernador Juan Manuel Urtubey llegará a la ciudad para corroborar personalmente el avance en la construcción de viviendas destinadas a los afectados.

Ana de Corrales lo perdió todo en la dramática mañana del 9 de febrero último. Tenía una casa bastante amplia cerca de la margen del río Tartagal. La sorprendió el agua cuando ya era demasiado tarde para salvar algo. José Cruz vivía con sus padres y dos hermanos en una humilde casilla al lado de los Corrales.

El barro destruyó su terreno. A Eva Garnica el alud le derribó sus canchas de padel que alquilaba para sobrevivir. También destrozó la parte trasera de su vivienda, transformada ahora en un nido de chatarra, peligroso ante la inminencia del brote de dengue. "¿Pero ustedes vieron lo lindos que están los lapachos? Hablemos de lo maravilloso de la vida que todos los años vuelve a florecer" , dice optimista.

Sergio Parodi aún no puede reacondicionar su comercio. Una de las habitaciones es un cementerio de computadoras y equipos de radio. Los dramas y las quejas se multiplican en Tartagal. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner prometió 180 millones y ayuda para los damnificados, pero los vecinos se quejan.

Crearon una asociación de víctimas del alud y en diálogo con El Tribuno, cuestionaron a la Presidenta y a la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. Sin embargo, una alta fuente del Gobierno provincial aseguró a este medio que "el 90 por ciento de los damnificados recibió una vivienda de barrios que estaban en ejecución desde la gestión anterior".

El Gobierno censó 100 damnificados y entregaron 81 viviendas. "Las 19 restantes estarían listas. Sólo falta que se conecte el agua" , agregó. La misma fuente admitió que la Casa Rosada se había comprometido a girar 54 millones para viviendas, de los cuales envió alrededor de 14 millones. "Los convenios firmados con la Nación son papelitos de colores porque a la provincia llegó sólo una parte de los 180 millones prometidos", confió.

Comentá la nota