Urtubey intervino por ley el municipio de Payogasta y puso al frente a su esposa

El gobernador Juan Manuel Urtubey puso en funciones a su esposa Ximena Saravia Toledo, como interventora de la Municipalidad de Payogasta, dispuesta por el Poder Ejecutivo Provincial y aprobada por la Legislatura ante la desaparición de su intendente, Héctor Legorburo.
Mediante decreto Nº 5587, el Gobierno provincial dispuso la intervención del Departamento Ejecutivo Municipal de Payogasta por el término de seis meses y designó a Ximena Saravia Toledo como comisionada interventora.

El acto contó con la presencia del ministro de Gobierno, Antonio Marocco; de Finanzas, Carlos Parodi; la subsecretaria del Interior, Mercedes Junco, legisladores e intendentes del departamento, concejales locales y vecinos.

En la oportunidad, el gobernador se refirió a la necesidad de proceder a la intervención del municipio y dijo que “no es algo que nos hubiera gustado hacer, pero la pérdida física de un amigo como fue Héctor Legorburo provocó esta situación no deseada y nosotros como Gobierno tenemos que asumir nuestra responsabilidad institucional”.

Dijo que esta intervención “va a garantizar las condiciones para que Payogasta pueda seguir adelante con los proyectos que tenía el intendente Legorburo, y vamos a llevar a cabo la normalización institucional hasta que el pueblo pueda elegir un nuevo intendente”.

La intervención alcanza sólo al Departamento Ejecutivo y no al Concejo Deliberante, cuyos integrantes siguen en su cargo.

En este sentido, Urtubey explicó que si se procedía como en la mayoría de los casos de acefalía, el Concejo, que está constituido por tres ediles, perdería un miembro y por ende, ya no podría funcionar como un cuerpo colegiado.

El mandatario provincial anunció que las elecciones serán convocadas para el 7 de junio del próximo año, mientras que el 29 de marzo se realizarán las internas abiertas y simultaneas.

“Valoramos la sabiduría de los pueblos, por eso creemos que el 12 de junio vamos a venir a posesionar al jefe comunal que ustedes elijan y que surja de un proceso democrático transparente”, afirmó. Aclaró también Urtubey que la decisión de designar a su esposa para que encabece la intervención a Payogasta, “es para que quede muy claro que somos nosotros, es decir, el Gobierno provincial, el que se hace cargo de la situación.

No vamos a prestarnos a ninguna especulación política”, enfatizó. El Gobernador reiteró que “no fue una decisión fácil, pero lo hacemos con profundo amor por este pueblo vallisto y con la intención de llevar adelante las obras que están inconclusas, cuidar las finanzas y la administración municipal, hasta entregar la comuna a su nuevo intendente”.

Dicen que es un tema político

No es la primera vez que se produce una acefalía en un municipio que cuenta con tres ediles y nunca ha motivado una solución tan drástica.

En los años 2001 y 2002, respectivamente, las comunas de General Pizarro y El Bordo transitaron por la misma situación y la Corte de Justicia no mostró el celo exagerado por el quórum y las mayorías que ahora preocupan al gobierno.

Entonces sostuvo que las desinteligencias entre concejales deben ser resueltas por el propio cuerpo y que la cuestión no es justiciable sino política.

Los comicios para elegir al nuevo intendente se realizarán el 7 de Junio de 2009, despegados de la convocatoria general que se prevé para octubre.

Hasta ese día, la esposa del gobernador decidirá el destino de una localidad que tal vez cuente con su presencia cuando los compromisos familiares y el protocolo lo permitan.

Comentá la nota