Urtubey dijo que se está perdiendo la batalla por una Salta justa.

Urtubey dijo que se está perdiendo la batalla por una Salta justa.
"La batalla por una Salta con justicia social la venimos perdiendo". El reconocimiento del gobernador Juan Manuel Urtubey, ocurrió ayer, durante el homenaje al ex gobernador Miguel Ragone, el hombre al que el actual mandatario señaló como el iniciador de esta lucha.
"Esa batalla que inició Ragone quedó trunca y es obligación moral transformar la provincia", añadió enseguida Urtubey al hablar en Cerrillos, en el mismo lugar donde se encontró el automóvil en el que se conducía el ex gobernador cuando fue secuestrado.

El gobernador instó a los funcionarios públicos a tomar como ejemplo la vocación de Ragone por la justicia social. En ese contexto mencionó lo de que se está perdiendo la batalla contra la injusticia social. Urtubey convocó también a revertir la situación de "pobreza estructural" que existe en la provincia porque, dijo, es una obligación moral y un imperativo ético de toda la sociedad.

Ayer se cumplieron 33 años del secuestro y desaparición de Ragone, un crimen, cometido trece días antes del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, sobre el que aún no hay un pronunciamiento definitivo de la Justicia, aunque hay nueve procesados por este hecho. La figura del político fue recordada con distintos actos.

Urtubey se mostró optimista sobre la marcha del proceso judicial, que pasó por años de paralización y otros momentos de trámites ralentizados. "La lucha por la memoria va transformándose en una gran victoria del pueblo salteño y argentino", afirmó antes de hacer otra convocatoria: a "festejar el lugar que Miguel Ragone ocupa en la historia, porque es el tiempo el que ubica en su justo lugar a los grandes hombres".

El gobernador recordó asimismo que el 11 de marzo se celebraba el día de la institucionalidad peronista, y consideró que esta fecha no fue elegida al azar, "escogieron esta jornada del 11 marzo de 1976 para transformarla en una fecha de dolor", argumentó. Sin embargo, la investigación ya demostró que del ataque participó la Policía de la provincia, en ese momento bajo el mando del Ejército, y que también habrían intervenido miembros de la Triple A, como el ex policía federal Héctor Zanetto.

En el acto también habló el nieto de Ragone, Fernando Pequeño, quien entregó al gobernador una copia del proyecto de creación del Instituto de la Memoria. Y el intendente de Cerrillos, Rubén Corimayo, anunció que en ese lugar se construirá una plazoleta en honor a Ragone que será un espacio para "la memoria, la verdad y la justicia".

Además, el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, inauguró en Cerrillos un Centro de Mediación Comunitaria que llevará el nombre de Ragone.

Comentá la nota