Urtubey designa como asesores a ex legisladores y un ex intendente

El gobierno de Juan Manuel Urtubey no deja sin trabajo a nadie, dicen voces opositoras y las últimas designaciones parecen darle razón a esa premisa.
En una cadena de nombramientos se designaron como asesores regionales del Poder Ejecutivo al ex concejal Guido Giacosa, tras su frustrado intento por conseguir una banca a diputado provincial el pasado 27 de septiembre.

Lo mismo se hizo con Rodrigo García, que fuera designado como primer secretario de prensa en la gestión de Urtubey para después ocupar el cargo de secretario del Interior y que se apartara del Ejecutivo para ser candidato a diputado por Metán, no logrando los votos necesarios para tal objetivo.

Asimismo fue designada la ex diputada justicialista Viviana Saravia que quedó sin su banca.

Roxana Cabezas, también logró insertarse en esta lista de nuevos asesores provinciales. La misma concluyó su mandato en diciembre como diputada provincial por Rosario de la Frontera.

Por su parte, tanto Fausto Machuca y como el renovador Oscar Rocha Alfaro, que fueron reemplazados el último viernes en sus cargos de Pueblos Originarios y Defensa al Consumidor, ingresan nuevamente con este nuevo sello de Asesores Regionales, dependientes de la Coordinación de Gabinete. Y el broche final fue la reaparición del ex intendente Alejandro San Millán, quien estaba marginado de los primeros planos.

El ministro de Justicia, Seguridad y DDHH, Pablo Kosiner, salió a justificar que los nombramientos de asesores estaban previstos en el presupuesto del 2010. El responsable de la cartera de Justicia y a cargo de Gobierno señaló que de ninguna manera estos nuevos nombramientos representarán un mayor gasto para las arcas del Estado Provincial ya que, estas coordinaciones estaban previstas dentro del presupuesto del año que viene conforme al orden de prioridades establecido.

La labor de estos nuevos asesores consistirá en evaluar en las distintas regiones donde sean asignados, cómo impacta la política de Gobierno y al mismo tiempo plantear todas las sugerencias que sean pertinentes. Pero solo hasta ahí llega su tarea.

"En definitiva cada Ministro sigue teniendo el control de su área", remarcó Kosiner y agregó que "esto no implica ni condicionar a los legisladores ni nada por el estilo, son funciones totalmente distintas y esto lo que busca es estar más cerca de la repercusión de la política de Gobierno".

Comentá la nota