Urribarri vetó la suspensión de los remates de viviendas únicas

El Ejecutivo busca anular totalmente la prórroga de 180 días del freno a las ejecuciones. Se basa en que a protección beneificia a viviendas de "alto valor". Ahora debe resolver la Asamblea Legislativa.
El gobernador Sergio Urribarri envió a las cámaras legislativas el veto total a la ley que estableció la última prórroga de 180 días de la suspensión de las ejecuciones de inmuebles que sean vivienda única y familiar. Si prospera la anulación en la Asamblea Legislativa, numerosas viviendas de entrerrianos podrían ser llevadas a remate por parte de entidades crediticias.

Entre los fundamentos del polémico decreto, se menciona que la ley recientemente sancionada “no constituye un modo de proteger la vivienda única, sino una innumerable cantidad de inmuebles de alto valor, pues es de público conocimiento que los valores de avalúos fiscales de los inmuebles no guardan relación con los valores de mercado que tienen los mismos”.

El artículo Nº 1 del decreto Nº 5.934 establece: “Vétase totalmente el proyecto de ley por el cual se suspende en todo el ámbito de la provincia por un plazo de 180 días hábiles las ejecuciones hipotecarias que tengan por objeto viviendas únicas y familiares y cuyo avalúo fiscal no supere los 150.000 pesos”, sancionada por la Legislatura en la sesión que tuvo lugar el pasado 8 de octubre.

El texto del veto –que difundió esta tarde la agencia APF– hace mención a un informe de la Dirección General de Rentas (DGR) que solicitó la Secretaría Legal y Técnica de la Gobernación. En ese informe, “se aprecia que sólo una mínima cantidad de viviendas quedaría afectada por las ejecuciones hipotecarias debido al alto valor del avalúo fiscal considerado”.

Luego se indica que “de los 307.504 inmuebles por los que se tributa en la provincia, sólo 1.609 podrían afectarse a procesos de ejecución, quedando el resto (más del 99%) exento mediante una suspensión por el plazo de 180 días hábiles.

El veto luego expresa que “en ese sentido, el proyecto de ley sancionado no constituye un modo de proteger la vivienda única, sino una innumerable cantidad de inmuebles de alto valor, pues es de público conocimiento que los valores de avalúos fiscales de los inmuebles no guardan relación con los valores de mercado que tienen los mismos”.

“Si bien es claro que la intención de la ley es proteger la vivienda única de los habitantes de la provincia, sin por ello condonar deudas, posibilitando a los deudores de menos recursos cumplir con sus obligaciones sin llegar a la venta forzosa de sus hogares, debería considerarse para ello el avalúo de un inmueble de escaso valor, pues lo contrario podría implicar beneficiar a titulares de inmuebles de alto valor en el mercado y que detenten una holgada situación económica y con real capacidad económica para afrontar el pago de sus obligaciones”, se indica en los considerandos del veto.

“Amén de lo expuesto, el proyecto de ley sancionado podría ser entendido como reñido con diversas disposiciones constitucionales atento a la desproporción existente entre la cantidad de viviendas totales y la cantidad de viviendas pasibles de ser afectadas por un proceso de ejecución hipotecaria”, establece luego.

Comentá la nota