Urribarri le respondió a De Angeli por la suba del impuesto Inmobiliario Rural

El gobernador Sergio Urribarri salió ayer a responder a las críticas contra el proyecto de ley del Poder Ejecutivo provincial que promueve una suba en el impuesto Inmobiliario Rural. Por su parte, el campo volvió a manifestar en Crespo y en Villaguay. El dirigente agrario Alfredo De Angeli recorrió ayer las calles de Crespo, en otra protesta del sector rural, en el marco del lock out lanzado el viernes.
El gobernador Sergio Urribarri salió ayer a responder a las críticas contra el proyecto de ley del Poder Ejecutivo provincial que promueve una suba en el impuesto Inmobiliario Rural a los grandes productores agropecuarios; medida que desvinculó del conflicto entre el Gobierno y el campo.

"No es intención de este Poder Ejecutivo iniciar discusiones de corte ideológico acerca de este proyecto. La progresividad en los impuestos, es decir quien más tiene más paga, es norma aceptada en todo el mundo y en todas las variantes del sistema capitalista desde los más liberales hasta los más cercanos al socialismo", sostuvo.

Además aclaró que "las situaciones no saldadas entre el gobierno nacional y el sector rural no tiene ninguna relación con esta iniciativa". Y aseguró que el conflicto "no ha influido para determinar una eliminación transitoria o reducción del impuesto para 49.000 propietarios rurales y el incremento del mismo para 2.800 de ellos. Se trata de una iniciativa impulsada sobre la base de estudios técnicos objetivos y decisiones políticas razonables".

"Estas mismas discusiones son las que muchas veces llevan a poner de relieve ciertos aspectos de la realidad rural soslayando otros igualmente importantes. Entre ellos, que el patrimonio es una medida que expresa la capacidad contributiva de un contribuyente. Así, un campo de 1.000 hectáreas a 5.000 dólares la hectárea implica un patrimonio real y tangible de 5 millones de dólares, es decir casi 20 millones de pesos. De allí para arriba es el rango de patrimonios y contribuyentes sobre los que impacta el rebalanceo del Impuesto Inmobiliario Rural propuesto por mi gobierno", sostuvo el gobernador. En ese sentido señaló que la oposición a estas decisiones que han manifestado ciertos referentes de los pequeños y medianos productores, que piden que las grandes propiedades rurales no paguen más impuestos, "resultan contradictorias". Al respecto cabe recordar las duras críticas al proyecto que señaló ayer el dirigente Alfredo De Angeli.

"El Estado debe financiar su actividad con recursos genuinos. Y adecuar el avalúo de las grandes propiedades rurales es un recurso totalmente legítimo, justo y no distorsivo. Pero aún así, el gobierno está dispuesto a generar compensaciones en tanto en el uso productivo de estas grandes propiedades se activen inversiones y se cree mano de obra", indicó Urribarri.

Reiteró además que este es el inicio de una política impositiva que tenderá a ir haciendo "correcciones graduales y previsibles" para todos los contribuyentes, pero todas en ese mismo sentido: "El de la progresividad y el de la sustitución de los impuestos distorsivos que afectan la producción, las cadenas de valor y la generación de trabajo", puntualizó.

Recuperan tierras usurpadas

A través de una escritura firmada ayer jueves, el Ejecutivo entrerriano recuperó las tierras de los hospitales San Roque y Liniers de Rosario del Tala, que habían sido usurpadas por productores ligados a la Federación Agraria. Los ruralistas renunciaron a la acción mediante la que intentaban legalizar la posesión de las 480 hectáreas, según indicó el abogado Julio Federik, quien representó al Estado en el litigio. De todos modos, aclaró que la causa penal continúa tramitándose.

"En ejercicio del poder que me otorgó la Fiscalía de Estado para recuperar las tierras de la provincia, ha las 12.30 firmamos en la Escribanía Mayor de Gobierno una escritura mediante la cual las personas que estaban en el predio nos entregaron la posesión de las tierras y además desistieron de la acción de usucapión que habían iniciado", relató Federik. La acción penal contra los productores "sigue, tiene que ser terminada" por ser un delito de acción pública. "Persigo la recuperación de la tierra, no me interesa la penalización de la gente en la medida en que logremos el objetivo que tiene la provincia", enfatizó el letrado en diálogo con APF.

Tractorazo

Una caravana de tractores encabezada por el dirigente agrario Alfredo De Angeli recorrió ayer las calles de Crespo, en otra protesta del sector rural, en el marco del lock out lanzado el viernes y que concluirá hoy.

La caravana arrancó en el acceso a la ciudad desde la ruta 12 hasta la plaza Sarmiento, donde se desarrolló el acto con la participación de representantes de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace provincial (Fedeco, Farer, FAA y SRA).

"Este viernes se levanta el paro, pero las protestas van a seguir", dijo De Ángeli al sitio Micrófono Digital, y recalcó además que el Gobierno "sigue con su política de confundir a la gente y hay que sacarle la careta".

"La política del Gobierno es empobrecer al pueblo para someterlo y perder la libertad política, quieren que la producción quede concentrada en pequeñas manos, entonces los pequeños y medianos desaparecemos, para que después vayamos a la municipalidad para pedir que nos den de comer y para cuando lleguen las elecciones tener los votos cautivos. Pero se equivocaron de pobres los Kirchner", manifestó el dirigente.

Comentá la nota