URRIBARRI LE RESPONDIO A DE ANGELI: "MI GOBIERNO NO HA INTERVENIDO EN LOS CORTES".

"Negamos rotundamente las acusaciones que ha hecho a mi persona y a mi gobierno el señor De Angeli; pensamos que este dirigente está cada día más temerario y al borde de hacer cualquier locura", dijo el gobernador de la provincia Sergio Urribarri al ser consultado en este martes por un medio radial nacional.
"Mi gobierno no ha intervenido para nada en los cortes. Esta gente decidió tensar la cuerda y largarse a las rutas suponiendo que tenían el apoyo de los que producen. Pero los que producen están hartos de que venga alguien y digan quien pasa y quien no. Los trabajadores de la fruta patrones, obreros y transportistas quieren que la mercadería pase porque de eso viven. Entonces lógicamente se producen roces", describió Urribarri.

Específicamente el gobernador negó "que agentes de la policía entrerriana estén involucrados bajo ningún rol en los cortes". Preguntado sobre las razones de las acusaciones de De Angeli Urribarri dijo que "acá el problema es que esta gente quiere victimizarse a toda costa para intentar tapar el fracaso total que han tenido las demostraciones de estos profesionales del reclamo en las rutas entrerrianas".

Y agregó: "los entrerrianos –incluidos miles de productores- saben que cortar rutas vitales representa un exceso que va contra el conjunto y que además son una respuesta ingrata a un sinnúmero de esfuerzos que a través del gobierno la comunidad hace en beneficio del sector rural, como postergaciones impositivas, no cobrar ingresos brutos, subsidiar tasas de interés, conseguir préstamos baratos, subsidiar a productores afectados por la sequía, evitar remates de campos, y ni que hablar de toda la obra vial que beneficia más que nadie al campo".

"Entonces –concluyó- es más que lógico que la gente rechace esta metodología de provocar daño y molestias".

"Los que cortan son los que dañan y molestan y ahora resulta que uno es responsable de lo malo que esas situaciones provocan", expresó. "Pero además –continuó- no tendríamos ninguna necesidad de hacer nada raro porque afortunadamente las medidas en las rutas han sido un fracaso".

Consultado sobre la actuación de la Gendarmería, Urribarri expresó que "arman el lío y después quieren que la Gendarmería los cuide. No me parece lógico. La Gendarmería tiene que atender todas sus obligaciones".

Respecto de las consecuencias de los cortes sobre la economía provincial el gobernador fue muy concreto: "Mire, tengo unos empresarios amigos que son hoteleros en Colón a quienes les cancelaron 200 reservas este fin de semana. Y es lógico, nadie va a ningún lugar al que no sabe si va a poder llegar y de donde no sabe si podrá volver. Son jornales perdidos, son mozos que no trabajan, restoranes que no venden. Pero a esta gente no le importa nada. Y aunque levanten el corte, el daño ya está hecho. Dios mío si esta es la nueva dirigencia", finalizó.

Comentá la nota