Urribarri propuso mecanismos alternativos a los cortes.

El gobernador dijo que los entrerrianos apoyan el reclamo de Gualeguaychú, pero no el bloqueo.

En una propuesta para acompañar la lucha ambiental de Gualeguaychú el gobernador, Sergio Urribarri, se dirigió a la Asamblea de esa ciudad del sur de la provincia diciendo: “Juntos, podemos construir un nuevo enfoque positivo para Gualeguaychú, para la provincia y para el país. Queremos ayudar a la Asamblea en una lucha que sentimos propia, pero pretendemos que se usen mecanismos alternativos al corte de un puente internacional. Sólo en eso radican las diferencias”, dijo el gobernador.

El mandatario entrerriano afirmó: “A pesar de la oposición del gobierno a los cortes de ruta la paz social no está puesta en juego. Tanto la actitud de nuestro gobierno como la mía han sido siempre de diálogo, prudencia y racionalidad. Esperamos que sea así también la de los asambleístas”, sentenció.

Acerca de los olores emanados recientemente por la pastera, el mandatario señaló en una entrevista con el diario El Día que “es gravísimo lo del olor. Estamos indignados, y por eso inmediatamente tomamos una actitud frente a este tema, con las medidas que están a nuestro alcance, las de protección de la salud y las diplomáticas. Pero acá no está en discusión si Botnia contamina o no contamina. Lo que está en cuestión es si es lógico tomar medidas que, finalmente, sólo nos perjudican a nosotros y a nuestros hermanos uruguayos, mientras Botnia hace lo que quiere”.

Vanguardia de la lucha

Por otra parte y al ser consultado sobre los cuestionamientos a las acciones de los vecinos de Gualeguaychú, Urribarri expresó: “Se mezclan dos cosas que son bien diferentes: la lucha ambiental, a la que adherimos todos, y a la cual yo mismo quiero liderar, y el corte del puente. Queremos convencer a la asamblea de una realidad: el pueblo entrerriano, el argentino y el gobierno los valora y los apoya, pero no convalidan el corte. Gualeguaychú tiene una oportunidad única de transformarse en la vanguardia de la lucha por la defensa del medio ambiente en la Argentina. Pero no lo será con un bloqueo”.

A paso seguido aclaró que “no hay ninguna ofensiva” contra la lucha de Gualeguaychú. “Dimos nuestro parecer. No apoyamos los cortes. Y yo, en particular, creo que el tema de contaminación o no contaminación es un tema reservado a los expertos. No es suficiente mi opinión. Como lo he dicho, esto es un tema que está en manos de la Cancillería y de los organismos técnicos, como no puede ser de otra manera en un país serio. Esto, lógicamente, no es lo que algunos quisieran escuchar, pero sin dudas es lo que corresponde al gobierno. Ponerse al frente de un reclamo no es escandalizar o andar haciendo demagogia. Es hacer diligentemente lo que corresponde”, expresó el mandatario entrerriano, y continuó señalando que “en el caso del INTI, ante la consulta periodística, dieron a conocer un registro objetivo sin novedades. Nuestro rol es reforzar los controles y poner mecanismos rigurosos en marcha”.

La propuesta hecha por el gobernador

Urribarri propuso: “Organicemos festivales que se transmitan por radio y televisión a todo el país. Hagamos un programa de televisión regular y coloquémoslo en los canales nacionales e internacionales al alcance, y en los nuevos canales que ofrece Internet y que hoy son vistos por millones de personas; elevemos la preocupación y hagamos presentaciones a foros específicos de parlamentarios y personalidades mundiales; creemos una simbología propia de esta lucha y trabajemos para que cada vecino se identifique con ella y que la cuelgue en todos los frentes de las casas y así, todas aquellas acciones públicas permitidas en el marco de la ley y de la racionalidad, que podamos acordar”. Luego dijo: “Para eso es que mi gobierno multiplicó por 20 el presupuesto de la Secretaría de Medio Ambiente y estamos listos para trabajar junto con los ambientalistas y los vecinos. El asunto es bastante simple: estoy de acuerdo con la causa, no estoy de acuerdo con las formas. Busquemos juntos una salida”, culminó el mandatario.

Comentá la nota