Urribarri promete no cerrar ningún ramal ferroviario

"Ramal que abre, ramal que no para nunca más", dijo el mandatario el sábado por la noche frente a numerosas personas en la llegada del tren a Paraná. Emoción del mandatario al concluir el viaje en tren que arribó a Paraná en la noche del sábado.
Visiblemente emocionado el gobernador Sergio Urribarri aseguró que "ramal que abre, ramal que no para nunca más", al decir unas palabras el sábado por la noche frente a numerosas personas que, a pesar de la fuerte lluvia, se acercaron hasta la estación del ferrocarril de Paraná para celebrar la vuelta del tren en la provincia.

Acompañado por el vicegobernador José Eduardo Lauritto y el secretario de Transporte, Carlos Molina, el primer mandatario entrerriano afirmó: "Aquello que dijimos en febrero de 2008 en San Salvador teníamos que cumplirlo pero después de este viaje, después de tanta alegría, después de la lluvia que es una bendición, hoy más que nunca estamos dispuestos, comprometidos, convencidos que aquella frase que fue un ícono de la década del 90 y que decía: ramal que para, ramal que cierra, la convertimos: a partir de este 19 de diciembre ramal que abre, ramal que no para nunca más".

"Por la historia de miles de ferroviarios, por la historia de esta provincia, entrerrianos y entrerrianas este es el camino que elegimos. Gracias de corazón a todos", manifestó finalmente Urribarri en el acto que congregó a ex ferroviarios y numerosas familias que se entretuvieron esperando el tren con canciones interpretadas por Ignacio Copani.

La patriada

Previo a llegar a Paraná, el tren se detuvo en Crespo y fue allí donde el gobernador expresó su satisfacción por el viaje y por la respuesta de la gente "que fue sincera y emotiva". "Esto que pasó en Crespo donde la gente bajo la lluvia estuvo con toda la familia en la calle, en los jardines, en la estación de ferrocarril, es sinceramente hermoso, hasta la gente que no conoce nada de ferrocarriles se emociona".

Luego dio cuenta de la emoción que sintió al abrazarse con un ex operario del tren que representaba la cuarta generación de ferroviarios en la familia. "Fue una de las tantas emociones fuertes del día, en Basavilbaso un hombre que se quebró en un momento y llegó con el farolito con el que trabajaba. La verdad es que muy lindo y muy fuerte todo".

"Este viaje nos da fuerza y energía porque todo el que vino, el que se arrimó a la estación, el que nos habló por teléfono, manifestó su confianza y la coincidencia de que a esto había que hacerlo", sostuvo y agregó que "nosotros iniciamos esta patriada y sabemos la responsabilidad que asumimos, la esperanza y la expectativa que generamos. Es en ese momento donde uno siente que este es el camino que hay que seguir".

Al finalizar el largo recorrido del día y ya sobre el andén de la Estación General Urquiza de Paraná, Urribarri dijo que estaba "largamente justificado todo este esfuerzo. Si lo teníamos como una prioridad antes de haber vivido estas casi 12 horas, hoy reiteramos y reafirmamos esa prioridad. Yo no tuve nunca dudas y lo que tengo hoy es más compromiso por la esperanza que hemos despertado. Nosotros entendemos que es muy fácil dar esperanza pero mucho más difícil es no defraudar esa esperanza".

Comentá la nota