Urribarri presiona a los asambleístas

"Perjudican a la ciudad y a Botnia no le hacen ni cosquillas", afirmó, sobre las protestas
El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, cuestionó ayer duramente la estrategia de los asambleístas de Gualeguaychú que luchan contra las pasteras de Uruguay. En particular, desacreditó la caravana náutica de protesta que los manifestantes tienen previsto hacer mañana: "Perjudican a la ciudad y a Botnia no le hacen ni cosquillas".

Una semana después de haber iniciado gestiones con el presidente electo de Uruguay, José Mujica, el gobernador kirchnerista insistió en su pedido de que los asambleístas levantaran el bloqueo del puente internacional General San Martín.

Reclamó un "gesto de integración y madurez" hasta tanto se conozca el resultado del juicio que abrió la Argentina contra Uruguay en la Corte Internacional de La Haya.

Sin embargo, los asambleístas insisten en su estrategia y mañana, a partir de las 20, realizarán una nueva "marcha acuática" en el río Uruguay y un "antorchazo" sobre el puente internacional General San Martín (que lleva a Fray Bentos, la ciudad que alberga a Botnia).

Las dos actividades se producirán en coincidencia con el recambio turístico, con el fin de ganar visibilidad para la protesta. Ese día también se celebra el Día Mundial en Defensa de los Humedales y el día de la Virgen de la Candelaria.

En los últimos días se conoció la voluntad del actual presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, de iniciar una gestión con las autoridades argentinas antes de dejar su cargo, lo que fue bien recibido por los asambleístas, pero en modo alguno puso en peligro la continuidad de la protesta. Esas tratativas serían llevadas a cabo antes del fin del mandato de Vázquez, el próximo 1° de marzo, cuando asuma Mujica, también del Frente Amplio.

En ese marco, Urribarri ponderó la actitud de Mujica y reiteró que ambos están trabajando en alternativas para superar el conflicto. Se mantuvo misterioso diciendo: "Tenemos que ser muy prudentes, sensatos y responsables".

Comentá la nota