Urribarri hizo la apertura de las sesiones legislativas y rechazó reclamos salariales

Urribarri hizo la apertura de las sesiones legislativas y rechazó reclamos salariales
En la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura entrerriana, el gobernador Sergio Urribarri anunció un plan de financiamiento a productores afectados por la sequía y rechazó planteos salariales de empleados públicos, al señalar que "son momentos de privilegiar los puestos de trabajo antes de aumentos del sueldo".
"Son momentos de privilegiar los puestos de trabajo antes que los aumentos de sueldos. Tomen conciencia, no es una excusa del Gobierno ni de los patrones privados, es una realidad del mundo en que vivimos. Por otra parte, ni los violentos, ni las presiones facciosas van a doblegar a un Gobierno que privilegia el interés común", sostuvo el gobernador, en alusión a los reclamos que provienen de varios sectores de la administración pública.

El mandatario provincial destacó ante la Asamblea Legislativa que luego de "un año extraño, difícil, con el conflicto con el campo que paralizó seis meses la provincia, rematado con una sequía atroz y una recesión que conmueve a todos rincones del mundo" hay que "saber distinguir el bien común por sobre los intereses sectoriales o individuales".

Por ello, desde el escenario del Teatro 3 de Febrero, enfatizó que "hay que asumir una actitud prudente, pero proactiva. Ser positivos. No detener el trabajo ni la inversión", al tiempo que remarcó que el derecho a huelga está garantizado, pero que "la política gubernamental será descontar el pago de los días no trabajados".

"Debemos ser responsables, no mentir, no jugar a la demagogia, no jugar al desgaste. Debemos ser justos a la hora del esfuerzo porque debemos tirar del carro todos igual. Los que más tienen son los que más deben esforzarse", insistió Urribarri, al dejar constituidas por primera vez un 15 de febrero las sesiones ordinarias, en cumplimiento a las nuevas normas que rigen en la Constitución recientemente reformada.

Ante autoridades de los tres poderes del Estado provincial, legisladores nacionales y provinciales, intendentes, representantes entidades civiles, el gobernador añadió que "los trabajadores y funcionarios del Estado deben asumir que durante un tiempo, hasta que se normalice la situación económica, deberán trabajar por salarios similares a los actuales".

"No me interesa quedar bien con los trabajadores de tal o cual sector, sino con todos los trabajadores y con la comunidad entrerriana en general", advirtió, y arengó a la dirigencia gremial: "Es momento de conducir más que de reclamar".

El primer mandatario entrerriano realizó, además, un recuento de las obras que se ejecutan en la provincia y anunció que "se achicó la deuda pública" en "300 millones de pesos".

"En este año, en medio de una crisis sin precedentes, en medio de una sequía impresionante, hemos tenido una provincia que ha crecido, se ha mantenido dinámica, creíble, fresca y vivible y eso se ve en las obras", sostuvo Urribarri, y agregó que "Entre Ríos tiene futuro, y uno de los mejores futuros del país".

Mencionó también los reclamos del sector agropecuario, y dijo que "gracias al gobierno de dignidad nacional, se vivió un aumento de la producción agropecuaria, un aumento de las exportaciones, la dignificación de los salarios" por lo que "la capacidad productiva del sector agropecuario entrerriano está intacta".

"1.300 productores trabajan en el marco del Plan Ganadero, garantizándose mutuamente sus préstamos y 2.512 productores aceptaron los subsidios por sequía y estamos a pocos días de cristalizar un acuerdo que le va a le va a dar financiamiento para capital de trabajo, vía Banco Nación, a más de 6.000 productores agropecuarios asociados en cooperativas que atendimos tres veces en una semana", anunció.

Además, prometió: "Este Estado provincial, junto al gobierno nacional, con el apoyo de los intendentes y los legisladores, pondremos nuevamente al sector agropecuario entrerriano al tope de la producción argentina".

Comentá la nota