URRIBARRI DESTACO LA DECISION DE LA PRESIDENTA DE OTORGAR UNA ASIGNACION UNIVERSAL POR HIJO

El gobernador Sergio Urribarri ponderó la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de otorgar una asignación universal para protección social por hijo menor a 18 años a todas aquellas familias que estén desocupadas o se desempeñen en el sector informal. Remarcó que "esta medida del Gobierno es un elemento sustancial para el combate contra la pobreza" y que "implica el fin del padecimiento de millones de niños en la Argentina".
Además, dijo estar "hondamente emocionado con esta decisión". "Esto es el renacimiento de la esperanza para una generación de niños y jóvenes", aseveró.

"Estamos hondamente emocionados con esta decisión. Me pongo en el lugar de los niños y adolescentes indigentes de mi provincia por los cuales uno a veces siente tanta impotencia. Ahora van a poder acceder a un mínimo piso de dignidad y a una motivación a la educación y a la salud. No puedo dejar de imaginar el impacto de esta medida en esos hogares", dijo el gobernador Sergio Urribarri luego de participar del acto en el que la Presidenta anunció una asignación universal para protección social por hijo menor a 18 años a todas aquellas familias que estén desocupadas o se desempeñen en el sector informal.

"Esta medida del Gobierno es un elemento sustancial para el combate contra la pobreza y a favor una niñez con futuro porque liga el beneficio a la educación y la salud", señaló el mandatario entrerriano.

"Es una decisión de enorme trascendencia que nos enorgullece como gobierno porque es un paso notable. Implica el fin de la indigencia en la Argentina. Implica el fin del padecimiento de millones de niños en la Argentina. Implica el renacimiento de la esperanza para toda una generación. Esa generación que algunos ya decían que había que resignarse a perder. Esta decisión del gobierno la rescata", afirmó.

Urribarri sostuvo también que esta medida "iguala el derecho de los hijos de los trabajadores con los hijos de los trabajadores y familias desocupadas. Y ese beneficio se mantendrá hasta el ciudadano encuentre trabajo".

"Le da un piso de dignidad a todos los ciudadanos de la Argentina. Todos los niños y jóvenes del país de todas las clases sociales son reconocidos por el Estado de manera directa o indirecta. Y es entendido en el marco de un programa de gobierno que tiene al crecimiento de la economía y al desarrollo humano como objetivo estratégico nacional", expresó Urribarri.

"Como dijo la Presidenta, nadie puede dejar de ser pobre si no tiene educación y salud aunque tenga trabajo. El gobierno entrerriano, tendrá que hacer su trabajo al respecto para que nadie quede afuera. Y para que los padres sigan buscando trabajo. De todas maneras el esfuerzo del gobierno y del país debe estar centrado en que cada argentino tenga educación, salud, buen trabajo, buen salario y buena casa", afirmó.

Más en el terreno político, el Gobernador dijo que "muchos me critican cuando yo digo a los cuatro vientos que este es el gobierno más peronista después del gobierno de Perón. Creó cinco millones de puestos de trabajo, aumentó el consumo popular y el mercado interno, hizo el milagro del renacimiento de la industria nacional, toma las decisiones económicas con total soberanía, está invirtiendo como nadie en la infraestructura social y productiva del país y por si fuera poco, ahora este paso gigante en materia de justicia social y redistribución del ingreso nacional. Este gobierno hace en la realidad y hace cosas peronistas. Se terminó la discusión".

• La asignación

La medida contempla a los niños y adolescentes que no tengan otra asignación y pertenezcan a grupos familiares desocupados o que se desempeñen en la actividad informal. El límite de edad será los 18 años. Para los discapacitados no habrá edad tope.

Se detalló que hasta los cuatro años deberá cumplirse el control sanitario y la vacunación obligatoria, y a partir de los cinco se deberá acreditar la asistencia a la escuela.

Para que esto se cumpla, se entregará mensualmente el 80 % de la asignación y el 20 % restante se otorgará en marzo, cuando se presente la documentación que corrobore la finalización del ciclo lectivo anterior.

El monto de la asignación será de 180 pesos y se cobrará mediante una caja de ahorro del titular en el Banco Nación, con una tarjeta sin costo alguno. Será entregado solamente a uno de los padres. La administración estará a cargo del Anses, sujeta al control de la Comisión Bicameral de control de los fondos de la Seguridad Social.

Comentá la nota