Urribarri desestimó nuevos aumentos durante la Apertura de sesiones

Después de ennumerar las obras de su Gobierno y exaltar las importantes subas salariales a los empleados públicos, Sergio Urribarri aseguró que los hombres y mujeres en el Estado “deberán trabajar por salarios similares a los actuales, y quien no trabaje – como es lógico en cualquier lugar del mundo – no recibirá su paga proporcional”.
El Gobernador pronunció ayer en el Teatro 3 de Febrero su mensaje ante la Asamblea Legislativa e inauguró el 130º período de sesiones ordinarias de la Legislatura. Enumeró obras e invitó a “darle valor al trabajo” en el marco de la crisis.

“Hemos tenido un año extraño, difícil, conflictivo, rematado con una sequía atroz y una recesión que conmueve a todos rincones del mundo. Aún así podemos exhibir con orgullo un conjunto de obras y acciones que han abandonado los planos para convertirse en la más concreta realidad”, dijo el gobernador Sergio Urribarri al dejar inaugurado este domingo el 130º período de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa.

Después de ennumerar las diversas obras públicas de su gestión, el mandatario puso énfasis en las excesivas pretensiones de algunos sectores del empleo en el Estado. No evitó hablar del marco de la crisis mundial e hizo hincapié en que la provincia de Entre Ríos “ha crecido, se ha mantenido dinámica, fresca, y eso se ve en las obras”.

El primer mandatario pidió con especial énfasis, “darle valor al trabajo”. Agregó: “En las crisis hay que saber distinguir los intereses superiores. El bien común por sobre los intereses sectoriales o individuales. Esta situación que nos deriva de un mundo capitalista en escombros nos pone y los pone a ustedes señores legisladores ante un verdadero dilema moral: montarse en los reclamos sectoriales que también suelen ser justos o acompañar un proceso que persigue el bien común en el marco de fuertes restricciones. Descontamos desde ya la actitud constructiva de esta Legislatura. Y lo hacemos porque los ciudadanos entrerrianos no esperan otra cosa de sus legítimos representantes”.

“En estos momentos estamos casi bajo un proceso de intimidación pública por el reclamo de un incremento salarial de un sector de la administración pública. Se trata de momentos muy complicados para toda la sociedad argentina. Y ante la negativa del gobernador adoptan actitudes intimidatorias”, señaló.

“Son momentos de privilegiar los puestos de trabajo antes que los aumentos de sueldos. Tomen conciencia, no es una excusa del gobierno ni de los patrones privados, es una realidad del mundo en que vivimos. Por otra parte, ni los violentos, ni las presiones facciosas van a doblegar a un gobierno que privilegia el interés común”, sentenció.

“No me interesa quedar bien con tal o cual sector. Me interesa quedar bien con todos los trabajadores y con toda la comunidad entrerriana en general. Debemos cooperar y mantener la tranquilidad. En este contexto las circunstancias particulares quedan necesariamente en un segundo plano porque todos los destinos de los entrerrianos están ligados, concretamente, los trabajadores y funcionarios del Estado entrerriano deben asumir que durante un tiempo, hasta que se normalice la actividad económica, deberán trabajar por salarios similares a los actuales, y quien no trabaje – como es lógico en cualquier lugar del mundo – no recibirá su paga proporcional”, manifestó el mandatario.

La decisión incluye los paros, las denominadas retenciones de servicios y otras modalidades de no contraprestación laboral.

Dichos

“Gracias a la buena administración pudimos otorgar aumentos salariales muy por encima de la inflación a los trabajadores estatales, principalmente a los docentes. Días atrás un informe del sector privado pone a Entre Ríos como una de las tres provincias que más aumentó a los trabajadores docentes: un 77 por ciento del básico en un solo año”.

“En estos momentos estamos casi bajo un proceso de intimidación pública por el reclamo de un incremento salarial de un sector de la administración pública. Se trata de momentos muy complicados para toda la sociedad argentina. Y ante la negativa del gobernador adoptan actitudes intimidatorios”.

“Son momentos de privilegiar los puestos de trabajo antes que los aumentos de sueldos. Tomen conciencia, no es una excusa del gobierno ni de los patrones privados, es una realidad del mundo en que vivimos. Por otra parte, ni los violentos, ni las presiones facciosas van a doblegar a un gobierno que privilegia el interés común”.

Comentá la nota