Urribarri: "No se debe poner el tema Botnia por encima de las relaciones"

"Lo que queremos es salir del pantano con hechos", insistió luego del encuentro. Y anunció que el Presidente electo de Uruguay vendría a nuestra provincia luego de su asunción.
El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, se reunió ayer con el presidente electo de Uruguay, José Mujica. El encuentro ocurrió en una chacra en las afueras de Tacuarembó a unos 250 kilómetros de Concordia.

El mandatario entrerriano le propuso a Presidente electo del vecino país relanzar las relaciones a nivel regional sobre la base de entender que el corredor del río Uruguay es una de las zonas de mayor potencial de desarrollo de América del Sur.

"Estamos creando un clima", coincidieron Urribarri y Mujica tras el productivo encuentro que duró una hora diez. "Como hay una historia y un futuro en común entre uruguayos y entrerrianos creí que había que hacer gestos concretos para buscar ese futuro que nos pueda realizar. Hablamos de temas que seguro nos permitirán desarrollar el potencial que tenemos en conjunto que tienen que ver con lo académico, con lo productivo, con el transporte ferroviario y vial, y de temas que hacen a la cultura y a la integración.

Urribarri señaló por escrito en un borrador de trabajo que las cuestiones derivadas del conflicto por Botnia deben recorrer su propio camino. "Cuando salga el fallo se verán sus implicancias, mientras tanto las relaciones a nivel regional deben relanzarse de hecho y con hechos".

Según el gobernador entrerriano esos hechos son iniciativas conjuntas como la creación de un polo biotecnológico binacional; la creación de una universidad binacional de Gestión Ambiental; implementar un acuerdo para llevar a cabo en forma conjunta el dragado del río Uruguay para favorecer la navegación y, en consecuencia, favorecer las relaciones comerciales entre nuestros países; enlazar las redes ferroviarias en recuperación en Entre Ríos y en Uruguay como medio para activar el tráfico de personas entre las ciudades de frontera.

En este primer cuatrimestre del año Entre Ríos podría programar un viaje exploratorio de que una Concordia-Salto; el desarrollo de reservas naturales en islas sobre el río de manejo binacional compartido.

También le propuso a Mujica que Entre Ríos y Uruguay se asocien en una alianza por el agua para favorecer un enfoque estratégico del recurso en la región; también generar un uso común de la estructuras ya existentes como zonas francas, depósitos aduaneros y áreas multimodales de transporte con el objeto de favorecer la inversión en el área.

En materia energética se propuso la continuidad de las obras de provisión de gas a Uruguay a través de dos derivaciones del gasoducto entrerriano que ya están del otro lado del río.

Tema candente

En cuanto al delicado tema de Botnia se supo que el gobernador deslizó una propuesta al futuro mandatario uruguayo pero que las partes han mantenido en reserva.

"Lo que queremos es salir del pantano con hechos. Para eso ni Entre Ríos ni Uruguay deben poner el tema de Botnia por encima del conjunto de las relaciones. Hay que activar acciones para ir dejando el conflicto atrás sin perjuicio de que el mismo tiene una dinámica propia cuyo desenlace deberá evaluarse en el momento del fallo. Tenemos un reclamo que sostenemos como entrerrianos y como argentinos, pero hay que seguir. Desaprovechar la oportunidad que tenemos en el corredor del Uruguay sería algo imperdonable para esta generación de dirigentes", señaló Urribarri.

Finalmente el gobernador aseguró que el presidente electo de Uruguay vendría especialmente a Entre Ríos luego de su asunción.

Por su parte, al ser consultado por el conflicto de la pastera y el corte del puente, José Mujica comentó: "Tenemos una gran cantidad de cosas que van más allá del puente. Tenemos que cuidar el río, que no es sólo esto sino todos los desechos agrícolas y los desperdicios de las grandes ciudades sin tratar. También tenemos el tema de los puertos, los ferrocarriles que debemos arreglar e interconectar, el tratamiento de agua, temas en materia de investigación", resumió.

Luego aseguró: "Lo del puente inapelablemente se va a arreglar. Tiempo más o menos, pero se va a arreglar. Lo que nosotros vamos a contribuir es a que no sea grave y a crear las condiciones que permitan que la propia sociedad que esté involucrada también vaya razonando. Pero no quiero que quede gente resentida, no quiero choques de nadie. Ese puente debe servir para ir y venir, y no tiene vuelta", remarcó Mujica.

Finalmente, resumió: "Hay coincidencias con el gobernador Urribarri y la primera relación la tenemos que tener con los vecinos que tenemos acá al lado. Hay una cuestión regional y tenemos un interés común que es el río. El río nos une y nos separa y nos obliga en problemas que son comunes".

El presidente electo uruguayo manifestó el deseo de hablar con gobernantes "y no con piqueteros", agregando que "la idea es no avanzar en la problemática, sino en consultas".

La asamblea como eje

"La valentía de los ambientalistas, de la comunidad de Gualeguaychú, nadie la discute, muchas generaciones deberán agradecer esa valentía en la defensa del medio ambiente, ahora, ¿qué hacemos mal? El corte", dijo a una radio, el gobernador entrerriano.

El mandatario provincial entiende que es necesario dar señales de recuperar la relación con Uruguay mientras el tema está en manos de la Corte de La Haya. "Mientras eso se resuelve, hay que dar señales de integración y madurez", puntualizó.

De todos modos, el gobernador entrerriano es consciente de que el diferendo no se solucionará de un momento a otro, pero destacó que lo importante es "hacer el esfuerzo", resaltó Urribarri. Mientras tanto, ayer, la organización ambientalista el Callejón, colocó una pancarta frente a la chacra de Mujica en la zona de Rincón del Cerro, donde se sugería trasladar la polémica pastera a Punta del Este.

Comentá la nota