Urribarri cortó vacaciones de sus funcionarios para que atiendan al campo

Un funcionario dijo que atendería al sector luego del receso que termina el 23 de enero. El gobernador tomó cartas en el asunto y los hará volver antes. La reunión será el 19. Diputado del PJ pide la emergencia.
El secretario de la Producción, Roberto Schunk, informó además que se están evaluando una serie de dificultades por las que atraviesan las cooperativas agropecuarias y que Urribarri trabaja personalmente en la búsqueda de alternativas financieras para ese sector, que permitan asegurar el flujo de insumos a sus asociados para las campañas que vienen.

Respecto a la reunión a realizarse el lunes 19, (Cabe recordar que el gobierno declaró receso en el ámbito de la administración pública provincial y organismos descentralizados desde el 5 al 23 de enero inclusive) el secretario de la Producción anticipó que "habrá funcionarios del Ministerio de Economía, de la Secretaría de la Producción, representantes de las comisiones pertinentes de ambas cámaras de la Legislatura provincial, de otros organismos del gobierno, de los consejos productivos departamentales, de las entidades agropecuarias, del INTA y de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER, entre otros".

"Estamos soportando una situación meteorológica extraordinaria y lógicamente nos preocupa, ya que hay zonas en donde se van a sufrir daños graves", reconoció Schunk.

Riego con aguas superficiales

“El gobernador también mantuvo comunicación con el director de Hidráulica, Sergio Fontana, quien lo informó sobre el estado de elaboración del proyecto del sistema de acueductos para la producción” dice el sitio oficial del gobierno. "Estoy convencido de que, más allá de la coyuntura, debemos hacer un gran esfuerzo en impulsar este tipo de obras que transformarán estructuralmente la situación del sector productivo de nuestra provincia", expresó Urribarri.

Desde el gobierno además informaron que “estas obras para regar tierras productivas en distintos puntos de la provincia están incorporadas en el marco del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) con una inversión millonaria”.

"Tenemos equipos técnicos haciendo los estudios del proyecto que básicamente consiste en tomar agua cruda de nuestros ríos y arroyos y, mediante impulsión con bombas, trasladarla a través de acueductos que permitan a los productores tomar ese vital elemento y garantizar sus producciones sin los inconvenientes que a veces nos traen fenómenos meteorológicos como lluvias o sequías extraordinarias", explicó el mandatario.

El gobierno considera que esta obra permitirá intensificar los cultivos de maíz, sorgo, trigo y arroz. Además, colateralmente posibilitará proveer de agua dulce a las localidades rurales que estarían tocando los acueductos.

Malestar por los dichos de un funcionario

INFORME DIGITAL había remarcado las declaraciones del subsecretario de Producción Agrícola, Recursos Naturales y Desarrollo Rural, Rubén Sarli, quién había coincidido con los ruralistas en cuanto a los graves daños ocasionados por la sequía, en particular en el cultivo de maíz. Aunque entendió que la declaración de desastre, que solicitará la Federación Agraria Argentina es "una cuestión a analizar" cuando se reincorpore a sus funciones el secretario de la Producción, Roberto Schunk.

Diputado del PJ pide la emergencia

El diputado provincial Jorge Kerz (Frente para la Victoria) dijo que “no hay otra salida que la declaración pronta de la emergencia” para atender la situación creada por la sequía, postuló. A renglón seguido, describió: “Sabemos que se sembró poco girasol, pero de diez flores quedó una en pie. Está perdido. El maíz está seriamente comprometido y va a pérdida completa y la soja de primera que se plantó está en la misma situación. No sé qué se va a pasar con la soja de segunda, que se sembró más tarde”.

“La declaración de la emergencia es algo imperioso y necesario porque habilita herramientas impositivas, legales, financieras, técnicas y administrativas en función de buscar todos los planes de contingencia necesarios para que el sector tenga tiempo para recuperarse de esto”, agregó .

El legislador precisó que la puesta en marcha de este mecanismo de excepción no puede hacerse por un lapso menos que un año. “Es un ciclo completo el que tiene que tenerse en cuenta, por lo que tiene que ser (la declaración de emergencia) hasta junio del año que viene, porque esta cosecha está altamente comprometida”. Asimismo, dijo que la declaración debe hacerla en primer lugar la Provincia y luego gestionar ante las autoridades nacionales para que se dé también a nivel federal.

Posteriormente, y con referencia al proyecto de sus pares de bancada Juan Domingo Zacarías y Jorge Maier, que impulsan una declaración de Diputados, aseveró que la Cámara sólo puede hacer la petición al Ejecutivo. También diferenció que la intención de los otros dos legisladores que es la emergencia sea por 180 días, la mitad del plazo que él promueve que debe darse.

El representante consignó además que la problemática no se detiene en el productor, sino que afecta a toda la cadena. Como ejemplo, citó el caso de las cooperativas que tienen las expectativas de cobro de los préstamos que realizaron “en riesgo”.

Kerz, tras apuntar que tuvo contacto con funcionarios de la Secretaría de la Producción para interiorizarse de las acciones en marcha, mencionó que la sequía se suma “a las políticas incorrectas o no acertadas del gobierno nacional que también han perjudicado al sector”.

Comentá la nota