Urribarri confía en liberar el corte de Arroyo Verde antes de fin de año

En declaraciones radiales, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, confió en que antes de fin de año se produzca el levantamiento del bloqueo de la ruta 136 que comunica Gualeguaychú con Fray Bentos. "Hay un movimiento importante de Gualeguaychú que promueve esa medida", puntualizó.
El mandatario provincial reveló que días atrás estuvo reunido en la ciudad con un grupo de comerciantes que "están promoviendo el levantamiento del corte". "Ellos tuvieron contacto con todos los actores de la Ciudad y la región", añadió en Radio 10 Urribarri, quien desde hace un año insiste en la necesidad de poner fin a la medida para favorecer la presentación que la Argentina lleva contra Uruguay en el Tribunal Internacional de La Haya.

En este camino, manifestó su confianza en que el bloqueo del paso fronterizo sea levantado "antes de fin de año". "Esperamos que esto suceda y que tanto argentinos y uruguayos podamos circular libremente por ese puente", dijo Urribarri.

En respuesta a los dichos del gobernador, el asambleísta Jorge Fritzler recordó a EL ARGENTINO que el corte de Arroyo Verde fue votado en noviembre de 2006 en una asamblea a la que asistieron miles de ciudadanos de Gualeguaychú y que "esa debería ser la metodología para poner fin a la medida, si existiese algún interés en ese sentido". "Pero si el gobernador no va a aceptar la decisión de la mayoría, esa es otra historia", consideró.

"No es ni un movimiento paralelo ni un interés político el que va a finalizar con el corte. El ámbito de discusión es la Asamblea", manifestó.

El corte en el kilómetro 28 de la ruta 136 cumplirá tres años ininterrumpidos el próximo jueves. Surgió contra los intereses de una planta extranjera que se instaló sin permiso ni licencia social en las márgenes del río Uruguay, y dejó en evidencia un vacío institucional en defensa del medio ambiente.

El bloqueo permitió que sea escuchado el grito de un pueblo que se niega a perder su calidad de vida y contra la vanidad de una compañía colonialista que ya emite sus bocanadas de contaminación. En los últimos meses, surgió un movimiento de comerciantes que apoyaron el corte de ruta pero que ahora entienden que esa medida ya no surge efecto en la lucha por la erradicación de Botnia de la cuenca del Río Uruguay.

Ellos quieren que se respete su derecho a circular libremente, como los asambleístas piden que se tutele su derecho a la vida y a un ambiente sano.

Comentá la nota