Urribarri anticipa posibles cambios en el gabinete

El Gobernador admitió que el próximo ejercicio de su gestión podría arrancar con alguna modificación en su equipo de colaboradores. El mandatario ya había anticipado la posibilidad de correcciones en su gabinete tras las pasadas elecciones legislativas.
El gobernador Sergio Urribarri admitió que el próximo ejercicio de su gestión podría arrancar con alguna modificación en su equipo de colaboradores.

El mandatario ya había anticipado la posibilidad de correcciones en su gabinete tras las pasadas elecciones legislativas. Luego de la inauguración de las cabinas para tarjetas vecinales entre Concordia y Salto, el mandatario entrerriano no descartó cambios aunque tampoco fue específico. Consultado sobre el área de gobierno donde podría darse la actualización, se limitó a decir: "En la que yo verifique que algún cambio pueda mejorar lo hecho hasta ahora".

Luego de haber participado en la inauguración de las cabinas para las tarjetas vecinales entre Concordia y Salto, Urribarri admitió ante Diario Río Uruguay la posibilidad de modificaciones en su equipo de gobierno para el año próximo. "Puede que haya algo al inicio de la gestión. Alguna modificación puede que haya, sí", deslizó escuetamente el mandatario.

No obstante, no fue específico en determinar en qué área del gobierno podría producirse la actualización. Consultado al respecto, se limitó a decir: "En la que yo verifique que algún cambio pueda mejorar lo hecho hasta ahora".

Tras la derrota electoral en las elecciones legislativas del 28 de junio pasado, el gobernador ya había hecho pública su intención de recambio de algunos de sus colaboradores, lo que incluso motivo que varios funcionarios pusieron a consideración sus respectivas renuncias, algunas de las cuales fueron formalmente presentadas en la Secretaría Privada de la Gobernación.

"Tienen que trabajar"

Los trabajadores del área de Archivo del Registro Civil siguen, como desde hace más de 30 días, con las asambleas y sólo se expiden las partidas de nacimientos que están informatizadas.

El ministro de Gobierno, Adán Bahl señaló que "no existe un problema concreto, sino una situación vinculada a un conflicto gremial y no a una cuestión real", al tiempo que lamentó "la falta de atención a la gente".

"Hay que separar las cuestiones, habrá que discutir lo que quieran, pero fuera del horario de trabajo. Lo que tienen que hacer es trabajar y eventualmente sino trabajan se efectuarán solamente los pagos de los días trabajados", afirmó Bahl para remarcar que el reclamo "se circunscribe no a un problema estructural sino a una serie de elementos que se ponen, muchas veces, como excusa para enmascarar otro tipo de inconvenientes".

Comentá la nota