Con las urnas en la vereda

Eligieron ayer a las comisiones internas de ATE de Fábrica Militar y el Pasteur. En el primer lugar, no hubo problemas. En el segundo, no les permitieron votar dentro del Hospital
"Hay una clara persecución contra nuestro gremio", dijo Arnaldo Molina, de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), al referirse a las elecciones que se celebraron ayer para elegir a la comisión interna en el Hospital Pasteur.

"El director nos contestó una nota diciendo que no podemos votar adentro argumentando que hay una resolución del año 2005 que nos desconoce", dijo Molina. "Sin embargo, son ellos los que desconocen la resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación que claramente reconoce nuestra personería gremial en todo el ámbito público de la provincia de Córdoba".

La imposibilidad de votar dentro hizo que los trabajadores del Pasteur afiliados a ATE sufragaran en la vereda, en un puesto móvil que iban corriendo a medida que el sol calentaba. El cuarto oscuro, al igual que las últimas elecciones, fue ubicado en un auto.

"Lo extraño es que para algunas cosas, sí reconocen a ATE. Por ejemplo, a mí no me hicieron los descuentos de los paros por los fueros gremiales y después lo quieren enrostrar, siendo que yo, como no tuve descuentos, doné 300 pesos para el fondo solidario que permitió compensar las pérdidas de los compañeros a los que sí les hicieron descuentos por los días de paro", explicó.

"Por eso no entiendo cómo ATE existe para algunas cosas y para otras no", agregó.

"Lo que está claro, es que nosotros no vamos a ser nunca la pata gremial de ningún gobierno, y no dudo que por eso nos persiguen", concluyó.

Más allá de las vicisitudes, el Pasteur votó la conducción gremial interna de ATE, encabezada por Eduardo Franco.

Sin inconvenientes, en la Fábrica Militar sufragaron por la lista encabezada por Ramón Díaz, con un alto porcentaje de participación de los afiliados.

Comentá la nota