Urlich salió con los tapones de punta

Pidió «transparencia» en el manejo de los recursos del Estado y criticó la actual gestión provincial. La respuesta de los legisladores del justicialismo también fue contundente: «Es el menos indicado para hablar», dijo Ricardo Sánchez.

El legislador nacional Carlos Urlich (Alianza) aseguró que el gobierno provincial «no responde a ninguno de los pedidos de informe» que se elevaron desde la Legislatura, a la vez que criticó «la poca transparencia con que se manejan los fondos del Estado».

Urlich, fiel a su estilo directo y polémico, señaló que si bien «no tengo pruebas de que Capitanich mienta... yo personalmente no le creo una sola palabra de lo que dice».

«El dice a todo que sí, pero luego no puede cumplir», indicó y añadió: «Su problema es que es un mentiroso compulsivo».

Durante una entrevista concedida a Libertad FM, el diputado nacional afirmó que «hasta el momento» las autoridades provinciales «no aclararon la situación financiera del Nuevo Banco del Chaco», ni tampoco «por qué fueron necesarios los $100 millones que depositó la Anses el mes pasado».

«Está claro que ese dinero fue utilizado para poder cerrar la ingeniería financiera de la entidad», agregó.

Siguiendo en esa línea de razonamiento estimó que «solamente» la encrucijada en que se encontraría el NBCH explicaría la llegada de una comisión de inspección a la entidad. «¿Por qué otro motivo la enviarían si no?», se preguntó Urlich, destacando que una misión similar auditó el banco a mitad del año pasado, y que la siguiente inspección debería ocurrir dentro de dos o tres años.

El pasado

En otro pasaje de la entrevista remarcó que el titular del Ejecutivo provincial «fue uno de los recordados Chicago boy... responsables del desastre económico que vivió el país por la convertibilidad y de haber apoyado todos los procesos de privatización».

En ese sentido pidió «hacer memoria» para recordar «quiénes apoyaban la venta de empresas del Estado y quiénes nos opusimos desde un primer momento».

«El dice que yo no sé nada de economía, pero Capitanich fue uno de los hijos del neoliberalismo», se despachó Urlich.

Salud

Otro de los puntos que mereció un amplio espacio en las expresiones del referente aliancista fue la situación de la salud en la provincia.

Al respecto disparó con todo contra la primera dama y ex ministra de Salud, Sandra Mendoza: «Esta señora puede ser máster en salud, pero evidentemente no pudo evitar que murieran muchos chaqueños por dengue y otros veinte mil resultaran infectados».

«Tienen muchos títulos pero no supieron manejar la epidemia de dengue que azotó al Chaco», remató.

Comentá la nota