Uribe puso su tercer mandato "en manos de Dios"

A pocos meses de las presidenciales de mayo, Álvaro Uribe dijo que la posibilidad de que se presente a un tercer mandato "dependerá de la Corte Constitucional, del Pueblo y de Dios, nuestro señor". Esa fue la expresión más explícita que hizo el mandatarop sobre su posible reelección, posibilidad que ha sometido al escrutinio de un referéndum que aún debe ser aprobado por la Corte.
Por ahora, Uribe sólo dijo que está pasando por "una encrucijada del alma". Pero el hecho de que haya mencionado a Dios es interpretado en Colombia como una muestra de su interés en asumir otro mandato. Incluso Ricardo Arias, coordinador nacional del Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), con el que Uribe logró la reelección en 2006 tras una cuestionada reforma constitucional, se mostró esperanzado en que el fallo judicial llegará en este mismo mes, lo que agilizaría los plazos para que se haga la consulta el próximo marzo.

Sin embargo, los magistrados del alto tribunal no debatirán su fallo hasta el próximo 12 de enero, cuando regresen de vacaciones. El hecho de que se cumplan los trámites de la consulta en los plazos legales es de vital importancia porque si la Corte aprueba el referéndum y Uribe se postula candidato en marzo (cuando están previstas las elecciones legislativas), los demás aspirantes podrán preparar con tiempo sus campañas.

Un editorial reciente del diario conservador The Washington Post dibujó a Uribe como una alternativa al "chavismo" venezolano en América Latina, y le recomendó que apueste por la democracia y olvide su reelección. Para la primera reelección de Uribe se modificó la Constitución por una iniciativa de origen legislativo con el apoyo gubernamental, pero en esta oportunidad ese cambio en la Carta Magna solo se dará si es votado y aprobado en un referendo, cuyo texto estudia la Corte Constitucional y ya cuenta con el visto bueno de las dos Cámaras del Congreso.

Comentá la nota