Uribe pide más ayuda que la del Norte

En momentos en que ultima la firma de un polémico tratado militar con Estados Unidos, el presidente colombiano llamó a todos los países a que colaboren en su causa. Hoy se reúnen su canciller y Hillary Clinton para hablar de las bases.
El presidente colombiano Alvaro Uribe pidió a los "gobiernos del mundo ayuda práctica" como la recibida de Estados Unidos para derrotar el terrorismo y el narcotráfico, en un discurso que pronunció en la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela. Allí, el aliado del Norte evaluó un plan de contingencia para enfrentar la situación que han generado las medidas restrictivas adoptadas por el gobierno venezolano.

Las declaraciones de Uribe coinciden con el acuerdo negociado con Washington mediante el cual tropas estadounidenses realizarán desde siete bases militares colombianas operaciones antidrogas y contra el terrorismo, según ha indicado el gobierno sin ofrecer mayores detalles. Hoy está prevista una reunión entre el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, y su par estadounidense, Hillary Clinton, para precisamente hablar del acuerdo militar.

Ese acuerdo ha generado diversas reacciones entre los mandatarios sudamericanos y un fuerte rechazo del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien "congeló" las relaciones con Colombia desde el pasado 28 de julio y adoptó medidas restrictivas al comercio bilateral. También la relación está en revisión a raíz de la denuncia del gobierno colombiano respecto de que lanzacohetes que Caracas compró a Suecia en los `90 terminaron en manos de la guerrilla de las FARC.

Debido a esta nueva coyuntura fue que Uribe viajó a Cúcuta (600 km al noreste de Bogotá), para analizar la situación con autoridades locales y gremios de la producción. El mandatario de línea dura con la insurgencia insistió en que su política internacional "es una política firme para derrotar el terrorismo y el narcotráfico, pero prudente y no retadora".

Por eso aseguró que aspira a recibir de todos los pueblos una ayuda práctica como la que recibe de Estados Unidos. "Aspiramos a que todos los pueblos y gobiernos del mundo nos ayuden a los colombianos a derrotar esta larga hora de terrorismo narcotraficante", expresó. Washington financia desde hace años el denominado Plan Colombia, de lucha antinarcóticos.

Uribe también señaló que los habitantes de Norte de Santander tienen derecho a vivir en paz, "sin el asedio permanente del terrorismo" y dijo que por eso es su "insistencia en derrotar al terrorismo narcotraficante".

El presidente se desplazó a Norte de Santander, acompañado de los ministros de Agricultura, Andrés Fernández; Protección Social, Diego Palacio, y el de Minas y Energía, Hernán Martínez. Asimismo, viajaron a la zona los viceministros de Hacienda, Gloria Inés Cortés, y de Comercio, Gabriel Duque; además del alto consejero para la Competitividad y las Regiones, Miguel Peñaloza, y el alto consejero para la Política Anticíclica, Mateo Restrepo.

A su llegada a la ciudad fronteriza, la alcaldesa de Cúcuta, María Eugenia Riascos, pidió al mandatario generar nuevas fuentes de empleo, construir un nuevo modelo de desarrollo económico, mayor oferta institucional para el emprendimiento y el acceso al crédito, entre otros. Previo a la llegada del mandatario, un grupo de manifestantes bloqueó durante más de tres horas el puente fronterizo Francisco de Paula Santander para protestar por las dificultades que se han presentado para el comercio informal de combustibles.

En las últimas semanas, Venezuela ha tomado medidas restrictivas al comercio bilateral, como la cancelación de la exportación de más de 10.000 vehículos colombianos, que a cambio adquirió en Argentina; la suspensión de la venta de gasolina en los departamentos colombianos fronterizos con su país, así como de un fondo por 100 millones de dólares para financiar proyectos binacionales, entre otros.

Además de estas medidas, el presidente Hugo Chávez ordenó buscar en nuevos mercados los productos que importan de Colombia y dijo que estudiará la compra de algunas empresas colombianas que operan Venezuela. En su programa Aló presidente, el líder bolivariano descartó reanudar las relaciones con su vecino, porque según dijo "Uribe es un cínico".

Venezuela es el segundo principal socio comercial de Colombia después de Estados Unidos. El comercio binacional ha tenido un aumento significativo en los últimos años, hasta superar los 7000 millones en 2008.

Comentá la nota