Con urgencia, la oposición acelera el armado de alianzas y listas

Con urgencia, la oposición acelera el armado de alianzas y listas
El proyecto que crispó los ánimos opositores sobre adelantar los comicios legislativos a junio próximo oligará a todo el arco antikirchnerista a apurar definiciones sobre las listas de candidatos y a dirimir las diferencias internas en los frentes conformados por distintos partidos.
El cimbronazo que propició la Casa Rosada aceleró inevitablemente los tiempos con los que contaban los frentes opositores, ya que la normativa establece que cada partido deberá presentar la nómina de alianzas 60 días antes de la elección, y diez días después tendrá que registrar a los postulantes.

El frente que conforman el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y los diputados del peronismo disidente Felipe Solá y Francisco de Narváez, ahora deberá definir en menos tiempo quién será cabeza de lista en Buenos Aires, en medio de las difíciles discusiones internas.

La puja entre Solá y De Narváez lleva poco más de un mes, y aunque trataron de bajarle el tono luego de varios cruces públicos, la disputa promete reactivarse en las próximas semanas, al ritmo de la presión temporal.

A nivel local, Macri también tendrá que finalizar una discusión en el seno del PRO, ya que su vicejefa, Gabriela Michetti, deberá definir si será candidata a diputada nacional o a legisladora porteña.

Si bien las elecciones desdobladas en la Ciudad habían dejado a la funcionaria a un paso de competir por un lugar en la Legislatura, el anuncio del Poder Ejecutivo reabrió la compulsa en el macrismo, y alentó las expectativas de los que esperan ver a Michetti en la pelea por una banca en el Congreso.

La Unión Cívica Radical también quedó en una situación complicada, al igual que su aliada política, la Coalición Cívica, como consecuencia de que se achicaron los tiempos para conformar frentes electorales.

"La UCR va a tener serias dificultades, sobre todo, en los plazos para convocar a las elecciones internas.", se quejó el titular de la Convención Nacional partidaria, Hipólito Solari Yrigoyen.

El dirigente radical se quejó porque la Casa Rosada no padecerá esas dificultades, ya que -según dijo- "el oficialismo designa a sus candidatos con el dedo".

En la misma línea se manifestó la dirigente bonaerense de la CC, Margarita Stolbizer, quien cuenta con fuerte respaldo para ser la opción del espacio, la UCR y el cobismo en la provincia, al asegurar que es complicado agilizar "los procesos previos a la selección de candidatos".

"El inconveniente es que se acelera de tal manera los tiempos que los partidos que integran coaliciones o frentes, como el nuestro, tienen que cumplir sus procesos previos de selección de los candidatos", afirmó en declaraciones radiales.

En tanto, en el sector que encabeza el senador santafesino Carlos Reutemann, señalaron que el adelanto de las elecciones "quizás" beneficie al ex piloto de Fórmula Uno.

La senadora Roxana Latorre dijo en declaraciones radiales que el anuncio oficial los "tomó por sorpresa", y enfatizó que la figura de Reutemann "es excluyente de cualquier cronograma electoral".

El Partido Socialista también se quejó este sábado por el proyecto del Gobierno sobre la fechas de las elecciones, y cuestionó el acortamiento de los tiempos para definir candidatos y alianzas.

En el marco de una reunión del Comité Ejecutivo Nacional, encabezados por su titular, Rubén Giustiniani, los socialistas rechazaron la modificación del Código Electoral y remarcaron la necesidad "de contar con reglas claras".

Comentá la nota