Urbano: "La represión no fue contra 60 familias sino contra todos los pobres"

El viernes se ha producido el desalojo en el asentamiento ubicado en la zona cercana al Barrio los Aromos en la ciudad de Trelew.
El mismo se produjo con una violencia inusitada, siendo víctimas del accionar policial tanto las personas que ocupaban los terrenos como quienes pretendimos mediar para evitar el conflicto. La represión no fue contra sesenta familias sino contra todos los pobres.

Más allá de la gravedad de los hechos es oportuno que hagamos una reflexión mas profunda de cara a la sociedad.

En efecto, se hace necesario que toda la sociedad recapacite sobre la situación de pobreza, no podemos olvidar que, la pobreza existe y no la vamos a solucionar mirando para otro lado negándola o castigándola.

En ese marco como primera premisa veo como imprescindible que todos los sectores sociales se saquen las anteojeras que le impiden ver el problema en toda su dimensión, no podemos obviar que todos y cada uno de los habitantes de la Provincia somos seres humanos con derechos y obligaciones.

En segundo lugar, es por demás claro que, cualquier persona tiene el derecho a tener acceso a un trabajo digno, a un pedazo de terreno y a una vivienda.

En tercer lugar, La pobreza es un estado de cosas que nadie busca sino que, lamentablemente, es una circunstancia muy dura que, a algunas personas les toca sufrir.

Por supuesto que existirá quien posea prejuicios de que los pobres son pobres porque quieren o porque son vagos pero, no todos fuimos dotados de la suerte de poseer medios familiares que nos ayudaron en nuestro desarrollo personal, o un trabajo digno o simplemente la capacidad tanto intelectual como física y la fuerza de voluntad como para sobreponernos ante la adversidad.

Más aún, si se lo quisiera ver desde otro punto de vista, las pésimas condiciones socio económicas en que se encuentran vastos sectores de la sociedad inciden directamente en el deterioro de la calidad de vida de todos. No se puede vivir con tranquilidad y felicidad cuando hay otros que padecen la indigencia y la pobreza.

Esto es un llamado a la sociedad toda para que reflexionemos juntos, para que nos esforcemos en sacarnos las anteojeras que nos están dando una visión parcial de la realidad, para que logremos encontrar soluciones para el bien de todos.

No podemos seguir mirando para otro lado, como si fuera un problema de otros, es de todos.

Comentá la nota