UPCP podría retirarse de las mesas de negociación "por no haber obtenido resultados"

La entidad gremial podría tomar la decisión de retirarse de todas las mesas de negociación colectiva que se conformaron en distintos ámbitos del Poder Ejecutivo y de sus organismos "ya que esos ámbitos, creados por el decreto 1773/09, no dieron el resultado esperado por el sindicato y los trabajadores".
La cuestión será debatida y definido en un plenario provincial de delegados que se realizará el martes en la sede gremial de Yrigoyen 669. "Allí se decidirán los pasos a seguir, debido a la faltas de respuestas claras por parte del Ejecutivo", señaló Niz.

"Hay un clima generalizado de decepción en relación con estas mesas de trabajo, que en el texto plasmado en aquel decreto generaron una expectativa que terminó siendo desalentada por las propias autoridades provinciales, ya que la vocación de diálogo y de entendimiento sólo estuvo por el lado de los trabajadores", dijo el secretario general de UPCP, José Niz.

El asunto será debatido y definido en un plenario provincial de delegados que se realizará el martes en la sede gremial de Yrigoyen 669. "Allí se decidirán los pasos a seguir, debido a la faltas de respuestas claras por parte del Ejecutivo", señaló Niz.

El dirigente comentó que en septiembre, cuando el decreto 1773 fue dictado, "se generó una expectativa importante, porque parecía que se avanzaba hacia la institucionalización de espacios de negociación democráticos para definir temas trascendentes de cada área, como las estructuras orgánicas y funcionales de ministerios y organismos, la carrera administrativa, y mejores condiciones laborales y edilicias, entre otros puntos que finalmente no fueron escuchados y terminaron hundiéndose en un mar de dilaciones".

"Desde que comenzamos a trabajar con el Decreto 1773, la predisposición al dialogo tanto de los trabajadores como del sindicato, fue permanente, sin embargo la falta de

voluntad política de las autoridades para solucionar las cuestiones, dilataron las respuestas hasta convertirlas en callejones sin salida, provocando un marcado malestar en todos los empleados públicos, que encuentran como única manera de ser escuchados las medidas de fuerza", dijo Niz.

"En definitiva, lo que parecía ser un importante paso hacia adelante en la búsqueda de la reconstrucción del Estado, pensando en la dignificación de los trabajadores y en la mejora de las prestaciones que se brindan a la comunidad, terminó siendo una frustración. La responsabilidad es enteramente de los funcionarios, que ahora, ante las medidas de fuerza que comienzan a imponerse, no tienen ningún derecho a criticar a los compañeros o al gremio", agregó el titular de UPCP.

Niz también advirtió que lo ocurrido con el decreto 1773 "abre serios interrogantes sobre lo que puede llegar a suceder con la Ley de Paritarias para el Sector Público, cuando esta norma entre en vigencia. Ningún sistema de negociaciones colectivas puede funcionar con la buena fe de una sola de las partes. Si el gobierno dialoga sólo para dilatar pero no para resolver los problemas, el conflicto es el destino de todos los caminos que se abran".

"El gobierno tiene que decidir, claramente, si va a insistir con el doble discurso o si va a adoptar una actitud transparente, marcada con hechos, en favor de la dignidad de los trabajadores y en contra de la precarización laboral en el Estado, que adquirió dimensiones insoportables, ya que hay 12.000 compañeros inmersos en ella", agregó.

Comentá la nota