UPCP dice que su día es una jornada de tristeza

La conducción de UPCP cuestionó el decreto 2130, del gobierno provincial, y dijo que el instrumento crea "una megaestructura innecesaria y de perfil castrense" para controlar y ejecutar políticas que ya están previstas por la Constitución y las leyes para otras áreas y organismos del Estado."
Además, atenta contra la carrera administrativa de los trabajadores", plantea el sindicato en una declaración sobre el tema, por lo que dice que la decisión del Ejecutivo "convierte al Día del Empleado Público en una jornada de tristeza y decepción".

"El decreto del Poder Ejecutivo, creando una megaestrutura con funciones superpuestas a las asignadas por la Constitución y la leyes a organismos específicos, marca una nueva etapa del alejamiento de las políticas y decisiones gubernamentales respecto del interés de la sociedad por el bien común y de los derechos de los trabajadores públicos", dice la declaración. En cuanto a los fundamentos que el gobierno le dio al decreto, UPCP los refuta diciendo que "la finalidad de contar con datos actualizados para la toma de decisiones se podría resolver mediante herramientas organizacionales y de gestión como el Gobierno Electrónico o el Tablero de Mandos, sin dejar de lado la verificación del cumplimiento de las normas sobre ética de la función pública y transparencia".

"Pero el decreto no refleja contribuir a la mejor organización, funcionamiento y control de la administración pública sino todo lo contrario: un marco teórico de neto corte castrense por acumulación de las etapas de la administración y de la gestión: planificación, ejecución, evaluación, reformulación de planes, sobre los recursos del Estado en una sola Subsecretaría, con un modelo de organización y estructura que deja sin autoridad a los ministros, la Contaduría General, la Asesoría General de Gobierno y las autoridades de las entidades autárquicas y un modelo de gestión centralizada que desprecia todo diseño de organización por competencias y objetivos, con tendencia a la descentralización y la toma de decisiones en niveles locales, que no dimensiona la heterogeneidad de las funciones del Estado y la dispersión geográfica de las oficinas públicas".

Advierte que "se ha demostrado que la mayor centralización de la toma de decisiones en organizaciones de gran dimensión y complejidad, como es el Poder Ejecutivo, es productora de mayor ineficiencia, de impedimento de la participación de los actores locales, de demora en los trámites, entre otras desventajas. Así no sólo la participación del pueblo en las gestiones públicas sino la satisfacción de sus necesidades aun básicas serán imposibles".

UPCP también menciona que "la creación de esta megaestructura inferior a una Subsecretaría pero con decisión en niveles reservados por la Constitución y las leyes a los ministros, órganos constitucionales y entidades autárquicas y descentralizadas, incluye funciones que están asignadas a trabajadores estatales que vienen cumpliéndolas desde hace años, con lo que opera como instrumento de desfuncionalización de quienes ocupan cargos o desempeñan esas funciones, generando inseguridad y riesgo para sus carreras y, lo que es peor, para sus salarios. A ello se agrega la creación de no menos de 150 cargos en la Secretaría General de la Gobernación, 14 con nivel de Dirección y 26 de Jefes de Departamento, con impacto económico y superpuestos a otros que ya vienen siendo ejercidos por personal en cada Ministerio, con el riesgo de que sean cubiertos sin respetar el derecho a la carrera administrativa de los empleados con antigüedad, formación y experiencia en cada área", denuncia.

"Las medidas preocupan a los empleados tanto por la inseguridad sobre sus funciones y salarios sino por las dificultades que pueden generarse en la liquidación y pago de los sueldos de los trabajadores, especialmente los docentes, al centralizarse la información y procesos de liquidación de haberes", advierte el gremio.

Comentá la nota