UPCP acató la conciliación obligatoria y levanta el paro

El Ejecutivo provincial interpuso un pedido a la Dirección General del Trabajo para que se propicie un encuentro la próxima semana. Desde el sindicato aseguran que acatan el pedido para «no enfrentarnos con el Gobierno».

El secretario general de la Unión del Personal Civil de la Provincia, José Niz, informó que en la tarde de ayer recibieron la notificación formal por parte de la Dirección General del Trabajo, en la cual se sita a la entidad gremial a una conciliación obligatoria dispuesta para el lunes 14 a las 11. Por este motivo se suspendió el paro de actividades dispuesto para hoy.

Tras haberse encadenado en el entrepiso de Casa de Gobierno, Niz mantuvo una reunión con el ministro de Gobierno Juan Manuel Pedrini y la ministra de Desarrollo Social Beatriz Bogado, en el cual comenzaron a negociar algunos puntos de las demandas que generaron el conflicto.

En este marco se analizó la posibilidad de una asignación especial del orden del 16% a percibir este diciembre, por única vez, como ayuda por las fiestas de fin de año. Los funcionarios del Gobierno se comprometieron a reconvertir además 150 profesionales de la salud.

Asimismo quedaron temas pendientes a tratar con el gobernador Jorge Capitanich, ya que solo él puede dar respuestas a los mismos como ser la derogación del Decreto 2130, paritarias y bonificaciones, como también la aplicación progresiva de la actualización de asignaciones y salarios pendientes.

El culebron

El conflicto entre UPCP y el Gobierno tomó además ribetes novelescos, si se tiene en cuenta la relación sentimental que une al actual secretario general del sindicato, José Niz, con la ministra de Desarrollo Social, Beatriz Bogado, quien hasta hace poco ocupaba este cargo en el gremio, al que pidió licencia para asumir en la función pública.

La dilatación de los problemas en diferentes áreas de la administración pública con la falta de respuestas, más la asunción de Bogado en el gobierno, y el traspaso de mando a su pareja en el sindicato generaron malestar generalizado en la fila de los trabajadores que comenzaron a reclamar más acción y menos diálogo.

De esta forma desde el gremio convocaron a dos paros por 72 horas, durante las últimas semanas y la relación entre la patronal y el gremio se tensó, lo que derivó a en la renuncia de Bogado al sindicato.

En este sentido, Niz explicó que «cuando Bogado aceptó el cargo en el gobierno lo hizo con el consenso y al apoyo del cuerpo de delegados». Y sostuvo que «eligió defender los derechos del pueblo desde otro sector».

No obstante, ayer por la mañana a través de un medio radial consideró un error de Bogado haber aceptado el cargo.

Comentá la nota