Upcn responsabiliza al PJ de los males por venir

Alberto Maguid anticipó un año de conflictividad sindical en el sector público si Binner no otorga en febrero un aumento salarial del 20%.
En los pasillos socialistas de la Legislatura santafesina se comentó que la decisión de no insistir con el proyecto oficial de reforma tributaria y aceptar la versión limada que impuso el Senado peronista responde a la estrategia de hacerle pagar el costo político de los males por venir al PJ. Y algo de eso empezó a ocurrir este miércoles, cuando el titular provincial del poderoso sindicato estatal Upcn, Alberto Maguid, le reprochó el bochazo parlamentario de la reforma impositiva a los senadores justicialistas.

El histórico gremialista –que hasta hace tres años integró la bancada provincial del PJ en Diputados– esta vez se puso del lado del gobierno de Hermes Binner para acusar a la oposición de "desfinanciar a Santa Fe". Y anticipó que su sector reclamará a partir de febrero –fecha de inicio de las paritarias– una recomposición salarial del 20 por ciento, algo lo que –sabe de antemano– Binner le dirá que no puede satisfacer porque no cuenta con la modificación de la estructura tributaria con la que esperaba mejorar la recaudación fiscal.

La advertencia de Upcn –que en Santa Fe nuclea a casi 80.000 afiliados– hace juego con el sindicato docente de Amsafé, que ya avisó antes de cerrar el ciclo 2009 que no iniciará las clases este año si el gobierno no otorga un aumento de sueldo.

Pero por ahora, los dardos de Maguid apuntaron al sector que preside el senador venadense Ricardo Spinozzi: "Acá se priorizaron intereses que no tienen nada que ver con los de la provincia", disparó el gremialista santafesino en alusión a los senadores del PJ. "Actualmente faltan insumos en casi todos los centros de salud", agregó.

En declaraciones al diario Rosario 12, Maguid desechó la posibilidad de acudir al Senado para exigir un cambio de postura a favor de la reforma pretendida por el gobierno. "No estamos para cogobernar ni para presionar a ningún sector. Son ellos los que van a tener que rendir cuentas, y serán responsables del caos que se avecina, con conflictos largos con los trabajadores y reclamos de los sectores más carenciados", avisó.

Comentá la nota