UPCN declaró estado de alerta y movilización.

Es por el pase a planta permanente de 200 empleados contratados como auxiliares de servicio en distintas escuelas de la provincia. Según el gremio, todos tienen una antigüedad mayor a los dos años, y el gobierno había dado su conformidad en diciembre pasado.
El sindicato UPCN declaró en alerta y movilización a sus afiliados en Neuquén, después de un nuevo fracaso en la negociación por la situación de dos centenares de contratados que trabajan en tareas administrativas y de portería en las escuelas de la provincia.

“Si (el ministro Jorge) Tobares se maneja con otras asociaciones a base de mentiras y falsas promesas, en mesas de diálogo que sólo sirven para tomar café y para la foto; desde UPCN le adelantamos que a nosotros no nos va a engatusar”, sentenció José Tapia, representante sindical en la mesa formada para el seguimiento de la situación de los “auxiliares de servicio”, como se los denomina.

Es que desde UPCN se exigió el cumplimiento del acta firmada el 22 de diciembre del año pasado, donde según el sindicato el Gobierno se comprometía a pasar a planta a unos 200 trabajadores “que hace más de dos años que se desempeñan en distintas escuelas de la Provincia”.

Según destacó el sindicato, el número de trabajadores surgió a partir de la definición de las plantas funcionales en las distintas escuelas, por lo que se pidió “blanquear” la situación y eliminar la precariedad laboral, “lo cual fue aceptado”, dijo en un comunicado este miércoles UPCN.

“Ahora resulta que el Gobierno plantea que esos trabajadores no pasen a planta permanente sino que sean mensualizados, pero además, colocando trampas, porque exige que primero rindan un examen pre-ocupacional y que no se aceptará a aquellos de ‘edad avanzada’, cuando hace más de dos años que ya vienen trabajando….esto es claramente un atropello de parte de los funcionarios que comanda el ministro (Jorge) Tobares”, afirmó

Comentá la nota