La Uocra cortó la ruta y hoy se moviliza a Rawson

Obreros de la construcción volverán a movilizarse hoy a Rawson hasta la Casa de Gobierno, ante lo que consideran una falta de solución al reclamo de fuentes laborales que están llevando adelante y que ayer motivó un corte de la ruta 3 en forma intermitente, el cual deparó en una reunión con integrantes del gabinete provincial, la cual no encontró el camino para el acuerdo.
Cerca de las 18.00 de ayer el titular de la Uocra, Mateo Suárez, se dirigió a los trabajadores para manifestar que la reunión que había mantenido hacía instantes con el Gobierno había resultado en forma negativa. «No nos quieren dar nada, le pedimos subsidios para los trabajadores y no quieren dar nada», expresó el dirigente ante el centenar de personas que lo seguían atentamente, y quienes decidieron marchar a la capital y endurecer la postura.

Los trabajadores nucleados en la Uocra emprenderán la movilización hoy a las 8.00 desde la sede gremial a través de colectivos, para dirigirse a Fontana 50 con el fin de protestar ante la falta de solución a la desocupación en el sector de la construcción.

Según se informó, el número de personas podría ser mayor al que estaba apostado ayer en la ruta, donde se decidió la protesta en Rawson, para persuadir a la Provincia de acelerar acciones que permitan sobrellevar la falta de obras.

Suárez y el secretario adjunto, Marcelo Miguens, remarcaron que el Gobierno «sólo ofreció obras recién para octubre», lo cual generó el rechazo de los manifestantes, ya que para el mes de septiembre no habrían aceptado otorgar subsidios u otro tipo de beneficio.

Según explicó el adjunto, entre las obras que estarían iniciándose en ese mes sería la «cárcel y más viviendas», pero la negativa de los obreros llegó de la mano con la decisión de protestar nuevamente frente a la Casa de Gobierno, como ya sucedió esta semana, y tensionó aún más la relación con el oficialismo.

CORTE INTERMITENTE

A las 11 de la mañana se inició el corte en la Ruta Nacional Nº 3 con quema de gomas y la habilitación intermitente para la circulación de vehículos, en el marco del reclamo de fuentes de trabajo para los obreros de la construcción desocupados.

Rápidamente generó que la Policía y Gendarmería monte un operativo para impedir que se afecte la libre circulación y los encargados -en esa primera instancia- de negociar el levantamiento fue el subsecretario de Gobierno, Diego Martínez Zapata, quien junto al jefe de Policía, Juan Luis Ale, trataron de convencer a Mateo Suárez de que liberara la ruta.

CLIMA TENSO

Si bien el ambiente estaba marcado por la dura espera, hasta el momento en el cual se habilitara el canal de diálogo para negociar, el clima era tenso y mucho más cuando Gendarmería, la Policía montada y la brigada de canes, despejaron la ruta en el lado sur del corte, para ubicarse frente a los manifestantes.

Allí comenzó la negociación en la ruta, donde los funcionarios provinciales trataron de persuadir al dirigente, quien por decisión propia planteó la idea de dirigirse a Rawson y buscar el acuerdo con los responsables de cada área ministerial.

RUMBO A RAWSON

Mateo Suárez y otros representantes gremiales y de los trabajadores decidieron levantar la medida cerca de las 14, cuando partieron a la capital provincial para negociar con el Gobierno los puestos de trabajo que requieren. A partir de ese momento los obreros se apostaron en una de las banquinas a la espera de una respuesta, la cual no fue satisfactoria, por lo cual hoy reactivarán la protesta.

Al respecto, la conducción sindical descartó una reunión con la Cámara de la Construcción, con la cual se habría planteado la posibilidad de incorporar sólo a 6 trabajadores por empresa (12), iniciativa que fue descartada. Según se supo, la cámara se habría reunido ayer para fijar una postura institucional ante lo sucedido en Trelew y Rawson.

Comentá la nota