La UOCRA advierte que romperá la paz social en Santa Cruz

La Unión Obrera de la Construcción ya comunicó formalmente a la delegación zona norte de la Subsecretaría de Trabajo de Santa Cruz que el 20 de enero iniciará medidas de fuerza escalonadas ante el “inminente despido” de más de 500 trabajadores de ese ámbito gremial que desarrollan tareas en áreas petroleras que pertenecen a las operadoras YPF, Pan American Energy y Oxy.
Américo Palma, secretario general del gremio que tiene precisamente jurisdicción en localidades del norte de esta provincia contenidas en la Cuenca del Golfo San Jorge.

Los fundamentos del inicial paro de 24 horas que en días sucesivos podría transformarse en “activo”, es decir que existen posibilidades de cortes de rutas y toma de instalaciones industriales, surge de una nota que enviara la delegación Las Heras de Unidad de Negocios Agentina Sur de YPF -el pasado 22 de diciembre-, a una de sus empresas contratistas del ámbito de la construcción, Indus SA, la cual desarrolla trabajos de movimiento de suelo, hormigonado, alambrado y soldadura, entre otros.

En la breve misiva la operadora de yacimientos le comunica que a partir del 22 de enero, dará por “resueltos” (finalizados) dos contratos, en razón que esos servicios serán nuevamente licitados.

Para la dirigencia del gremio de la construcción, esto no es ni más ni menos que un anticipo de masivos despidos en Indus, que afectará a unos 200 trabajadores nucleados en ese gremio.

Por si esto fuera poco, desde la Gerencia de Compras y Contratos de YPF (en Buenos Aires) se enviaron notas similares a otras dos empresas contratistas, UGASA (200 trabajadores) e Iberoamericana (120 trabajadores) y “se tiene sospechas de que algo similar ocurrirá con algunas contratistas de Pan American y Oxy”.

Amenaza de paro

Copias de esa documentación fue presentada por Palma el lunes de esta misma semana ante la delegación zona norte de la Subsecretaria de Trabajo de Santa Cruz -con sede en Caleta Olivia-, para acompañar una nota del propio gremio, a través de la cual se hace la advertencia de las medidas de fuerza.

Concretamente, informan al funcionario de turno local que “ante el inminente despido de más de 500 trabajadores de áreas petroleras, nos vemos en la obligación de romper la paz social comenzando un cese de actividades a partir del día 20 del corriente mes y año”.

Además la UOCRA desde el vamos redobla su advertencia, al informar al organismo laboral provincial que “pasadas las 24 horas y de no haber solución, comenzará un paro activo”.

“Por tal razón –agrega- solicitamos que se cita a las operadoras YPF, Pan American y Oxy a los efectos de evitar despidos masivos en nuestra zona” dado que los mismos traerán “consecuencias imprevisibles”.

Asimismo deja en claro que “esta organización sindical no permitirá que nos invada el flagelo de la desocupación” y por tal motivo “estamos dispuestos a entrar en un plan de lucha hasta las últimas consecuencias”.

Expusieron el caso a Peralta y a De Vido

Por separado, Palma mostro que copia de la nota elevada a la Subsecretaría de Trabajo fue remitida al propio gobernador Daniel Peralta y también se puso en conocimiento de la situación al ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio de Vido.

Por otro lado, señaló que todo esto no se condice con lo pautado en las denominadas “mesas de concertación petrolera” a las cuales –se quejó- la UOCRA nunca fue invitada a tomar parte de ellas.

Aún así, dijo que “nosotros buscamos las soluciones a través del diálogo y la negociación, pero de no haber una salida, porque queremos que los trabajadores estén dentro de sus empresas, el único camino que nos queda es el de la lucha”.

Comentá la nota