La UNSL ratificó su postura y hará uso de los fondos mineros

El Consejo Superior rechazó por mayoría en la sesión de ayer reconsiderar la aceptación de los casi 1.200.000 pesos que vienen de la mina Bajo La Alumbrera. El rector insistió que la universidad no podía ir en contra de una ley nacional.

Ayer al mediodía, después de un debate intenso que reflejó posturas encontradas, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de San Luis rechazó por mayoría (14 votos contra 5) la moción que propugnaba la reconsideración de la medida que la casa de estudios había tomado en relación a la aceptación de recibir los fondos mineros originados de las utilidades de la mina Bajo La Alumbrera, un yacimiento de oro y cobre localizado en Catamarca que es uno de los más grandes del mundo en la explotación a cielo abierto.

El dictamen confirmó entonces la decisión adoptada por el mismo Consejo el 3 de Noviembre, cuando dio el visto bueno a los casi 1.200.000 pesos entregados por la YMAD (Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio), una sociedad conformada por la Universidad de Tucumán, la provincia de Catamarca, el gobierno nacional y empresas de capitales extranjeros. La Ley 14.771 en su artículo 18 establece que, dadas las condiciones las utilidades generadas en Bajo La Alumbrera deben ser distribuidas por la YMAD entre las universidades nacionales. Sin embargo, una asamblea integrada por alumnos y docentes de la UNSL junto con grupos ecologistas mostró inmediatamente su repudio y demandó que la medida fuera revisada. La controversia alcanzó su punto álgido cuando los asambleístas "escracharon" al rector de la UNSL, José Riccardo, la noche del 6 de noviembre, durante la inauguración de una muestra de arte en el rectorado.

Entre las razones que los consejeros de la facultad de Humanas y los asambleístas esgrimían ayer para pedir la reconsideración era que la universidad debía ser independiente de los intereses privados, y que no era ético recibir dinero de una mina que, aseguran, tiene serias denuncias de contaminación en su contra. Una vez concluida la sesión, Horacio Delbueno, docente de Humanas, lamentó que no se hubiera dado un debate más amplio ante un tema sensible y polémico. Consideró además que el resultado de la votación era "esperable" pero que era "necesario" pedir que el tema fuera tratado otra vez. "Esto se debería haber planteado en términos éticos y políticos. Me hace recordar las palabras de Juan Carlos Pugliese, ministro de economía radical, ya que nosotros les hablamos con el corazón y ellos nos respondieron con el bolsillo. Solo les intereso incorporar estos fondos sin importarles que están viciados en su origen" agregó.

Riccardo volvió a insistir en el argumento que la universidad, como entidad estatal, no podía incurrir en el incumplimiento de una ley nacional. "Los fondos de carácter presupuestario solo pueden ser aceptados" dijo. Además cuestionó que los ojos solo estuvieran en la minería y no, por ejemplo, en emprendimientos agrícolas o turísticos que consumen una gran cantidad de agua, aún en situación de emergencia hídrica. Este fue un concepto en el que coincidió Sergio Ribotta, el decano de la FICES, quien remarcó que los fondos servirán para emprender obras de infraestructura de gran necesidad. Su discurso fue aclamado por un grupo de estudiantes de Franja Morada que habían viajado especialmente desde Villa Mercedes para asistir a la reunión.

Tanto los que apoyaban la reconsideración como los que la rechazaban destacaron la gran cantidad de gente congregada en el recinto. La sesión tuvo un desarrollo normal y sólo registró cruces aislados entre algunos asambleístas y estudiantes de Franja Morada segundos después de ser conocido el resultado.

Comentá la nota