UNSJ: polémica por el manejo de fondos llega a la Justicia

El ex titular de Legales hará hoy la denuncia penal. Ya hizo presentaciones en organismos nacionales.
El abogado Cayetano Dara, ex titular de la Dirección General de Asuntos Legales de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), porque ahora está suspendido en el cargo, denunció ante el Consejo Superior de la casa de estudios y varios organismos nacionales, como la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas, la Auditoría General de la Nación y la Oficina Anticorrupción, presuntas irregularidades administrativas y la violación del Estatuto Universitario que podrían encuadrar en la comisión de figuras delictivas. Entre ellas el incumplimiento de los deberes de funcionario público, malversación de fondos públicos, retención indebida de fondos y evasión calificada. Los denunciados son el rector Benjamín Kuchen, la vicerrectora, Nelly Philipa y el secretario Administrativo Financiero, César Aguirre. Por esos hechos incluso Dara también quiere hacer hoy una denuncia penal en la Justicia Federal.

Es porque los tres funcionarios universitarios habrían tenido participación en tres hechos que Dara considera que fueron irregulares, como el depósito de fondos en bancos no autorizados, la falta de pago de aportes patronales y falseamiento de datos en el trámite del llamado reencasillamiento del personal.

Desde la Universidad la vicerrectora Philipa, porque Kuchen estaba en Alemania y regresaba anoche, dijo que "tenemos todo en orden y nunca hemos recibido observaciones desde ningún organismo".

En el caso de los fondos, Dara mencionó en las denuncias que hay "imposiciones transitorias", como plazos fijos, en bancos no autorizados como los bancos Credicoop y el Hipotecario.

"Según informaciones recabadas, las autoridades tendrían alguna vinculación - comercial, societaria, etc.- con las entidades bancarias señaladas", dice el escrito.

Según fuentes del área de Legales, la sospecha es que hay un familiar de la vicerrectora Philipa que integraría el directorio del Credicoop, y que también el rector Kuchen tendría cuentas bancarias en esa entidad crediticia. Y que por eso ese banco fue favorecido con los depósitos.

La otra cuestión es que la Universidad no estaría haciendo los aportes y contribuciones patronales de su personal que establece la ley, lo que habría generado ya una deuda con la AFIP de entre 30 y 40 millones de pesos.

Y el tercer tema es por el "reencasillamiento", un proceso para ordenar los cargos del personal no docente en una nueva pirámide jerárquica que implicaba un aumento salarial.

Según las denuncias de Dara, las autoridades universitarias habrían falseado la información al Ministerio de Educación de la Nación, registrando como agentes PAU (personal de apoyo universitario) a gente que no trabajaba en la Universidad "llevando la planta de personal no docente a la cantidad de 1.165 agentes cuando la real no superaba los 962 agentes".

La sospecha es que se habría favorecido con nombramientos a gente que no trabajaba en la casa de estudios.

Estas denuncias son una consecuencia del fuerte enfrentamiento que mantenían el rector Kuchen con Dara, que terminaron en la intervención del área de Legales y en la suspensión en el cargo al funcionario porque consideraba al área como "deficiente".

Comentá la nota